Archivo por ‘Devocionales’

Devocionales: Año 1 Semana 8

Publicado:26 enero, 2013, No Hay Comentarios

Devocionales-01-Semana 08 en Slide Share
Por Nuestro Pan Diario

Devocionales: Año 1 Semana 7

Publicado:25 enero, 2013, No Hay Comentarios

Devocionales-01-Semana 07 en Slide Share
Por Nuestro Pan Diario

Devocionales: Año 1 Semana 6

Publicado:24 enero, 2013, No Hay Comentarios

Devocionales-01-Semana 06 en Slide Share
Por Nuestro Pan Diario

Devocionales: Año 1 Semana 5

Publicado:23 enero, 2013, No Hay Comentarios

Por Nuestro Pan Diario

Devocionales: Año 1 Semana 4

Publicado:22 enero, 2013, No Hay Comentarios

Por Nuestro Pan Diario

Devocionales: Año 1 Semana 3

Publicado:21 enero, 2013, No Hay Comentarios

Por Nuestro Pan Diario

Devocionales: Año 1 Semana 2

Publicado:20 enero, 2013, No Hay Comentarios

Por Nuestro Pan Diario

Devocionales: Año 1 Semana 1

Publicado:19 enero, 2013, No Hay Comentarios

Por Nuestro Pan Diario

Si El Me Envía, El Me Respaldará

Publicado:17 enero, 2013, No Hay Comentarios

spurgeon“Vé, porque yo estoy contigo.”Éxodo 3:12.

Es evidente que si el Señor enviaba a Moisés en una misión, no lo dejaría ir solo. El tremendo riesgo que involucraría, y el gran poder que requeriría, harían que fuese ridículo que Dios enviara a un pobre hebreo solitario para que confrontara al rey más poderoso de todo el mundo, pero lo dejara solo. No es concebible que un Dios sabio confrontara al pobre Moisés con Faraón y las enormes fuerzas de Egipto. Por esto le dice: “Yo estoy contigo”, para que no hubiese duda de que lo podría enviar solo.
En mi caso, también, la misma regla prevalece. Si salgo en una misión del Señor, confiando solamente en Su poder, y con la mirada fija en Su gloria, es seguro que Él estará conmigo. Puesto que Él me envía, está obligado a respaldarme. ¿Acaso no basta eso? ¿Qué más podría necesitar? Si todos los ángeles y los arcángeles estuvieran conmigo, yo podría fallar; pero si ÉL está conmigo, habré de tener éxito. Sólo debo cuidarme de actuar dignamente con relación a mi promesa. No he de ir tímidamente, indecisamente, descuidadamente, presuntuosamente. ¡Qué tipo de persona tendría que ser aquella que cuenta con Dios! Con tal compañía me corresponde actuar con mucha hombría, y como Moisés, he de enfrentar a Faraón sin miedo.

(Por Charles Spurgeon)

Dios Tiene Un Propósito

Publicado:17 enero, 2013, No Hay Comentarios

21669391También esto salió de Jehová de los ejércitos, para hacer maravilloso el consejo y engrandecer la sabiduría.
Isaías 28:29

Cuando pasamos por grandes pruebas o profundos sufrimientos hemos de recordar que Dios está obrando con un propósito, con inteligencia y con amor en nuestras vidas. Isaías usó la ilustración de un agricultor para enseñarles esta verdad a los israelitas.
Un agricultor trabaja con un propósito específico en mente. Conozco un área que era un espeso bosque hace sesenta años cuando un joven la compró. Sin el uso de maquinarias modernas, le arrancó los árboles, la aró y la sembró. Su propósito era recolectar una cosecha.
Cuando Dios cava en nuestras vidas, su arado también tiene un propósito: una cosecha espiritual que nos enriquecerá eternamente.
Un agricultor además trabaja inteligentemente. Isaías describió la cuidadosa selección de las parcelas para diferentes semillas (28:25). Dios también es cuidadoso al seleccionar para cada uno de nosotros lo que necesitamos para crecer espiritualmente. Nuestras pruebas no son el resultado del destino.
Por último, un buen agricultor usa el método más suave posible para trillar sus cosechas (vv. 27, 28). Nuestro amante Dios ejerce el mismo principio. Nunca nos causa un dolor innecesario.
Isaías concluyó que el Señor “hace maravilloso el consejo y engrandece la sabiduría” (v. 29). ¿Has llegado tú a la misma conclusión? –HVL

Dios usa las prueba en nuestras vidas para edificarnos,
no para derribarnos.

Por Nuestro Pan Diario

Yo lo invoco, y Él me librará

Publicado:16 enero, 2013, 2 Comentarios

spurgeon“Todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo.”Joel 2:32.

¿Por qué no invoco Su nombre? ¿Por qué acudo presurosamente a este vecino y a aquel, cuando Dios está tan cerca y puede oír mi más tenue llamado? ¿Por qué me quedo sentado, y maquino proyectos e invento planes? ¿Por qué no descargo de una vez mi peso y mi persona en el Señor? La distancia más corta entre dos puntos es la línea recta; ¿por qué no corro de inmediato al Dios vivo? En vano habré de buscar liberación en cualquier otra parte; pero con Dios la encontraré; pues aquí tengo la real expresión: ‘SERÁ’ que la garantiza.
No necesito preguntar si puedo invocar el nombre o no, pues esas palabras: “Todo aquel” son amplias y comprensivas. Todo aquel quiere decir yo, pues significa cualquiera y todo el mundo que invoque a Dios. Por tanto voy a seguir la guía del texto y de inmediato invocaré al glorioso Señor que ha hecho una promesa tan grande.
Mi caso es urgente, y no veo cómo habré de ser liberado; pero ese no es asunto mío. El que hace la promesa encontrará las maneras y los medios de cumplirla. A mí me corresponde obedecer Sus mandamientos; a mí no me corresponde dirigir Sus consejos. Yo soy Su siervo, no Su abogado. Yo lo invoco, y Él me librará.

(Por Charles Spurgeon)

Una Vida Ordinaria

Publicado:16 enero, 2013, No Hay Comentarios

21669383Sabiendo que el bien que cada uno hiciere, ése recibirá del Señor…
Efesios 6:8

Bárbara escuchaba con algo de envidia cómo la oradora en el retiro para mujeres hablaba con un brillo en los ojos de la forma en que el Señor había provisto maravillosamente para su necesidad. Deseaba que algo así le sucediese a ella.
Luego, en el mismo retiro, quedó fascinada cuando otra oradora contó de una increíble oportunidad que recibió del Señor para testificar, y cómo varias mujeres, profundamente desesperadas, abrieron sus corazones a Cristo. Bárbara anhelaba que Dios la usase poderosamente, pero no esperaba que ocurriese.
La rutina de Bárbara era despachar a su esposo para el trabajo y a los niños para la escuela, ocuparse de su hogar, trabajar un par de días a la semana y ayudar en su iglesia. No creía que hubiesen muchas oportunidades para que Dios la usase poderosamente.
Con todo el énfasis que ponemos en lo espectacular en estos días, es fácil que perdamos de vista el hecho de que Dios es el Dios del diario vivir. Parece que siempre estamos buscando una gran manifestación de su poder en nuestras vidas. Pero lo que el Señor desea es que nos centremos en hacer su voluntad de corazón cada día, deleitándonos en un servicio humilde para Él (Ef. 6:6, 7).
No te pierdas las maravillosas maneras en que Dios quiere usarte en las actividades de la vida ordinaria. –DCE

Puedes hacer la mayor de las tareas para Dios ahí mismo donde estás.

Por Nuestro Pan Diario

Dios Recuerda a Los Pobres

Publicado:15 enero, 2013, No Hay Comentarios

spurgeon“Porque no para siempre será olvidado el menesteroso, ni la esperanza de los pobres perecerá perpetuamente.”Salmo 9:18.

La pobreza es una dura herencia; pero aquellos que confían en el Señor son enriquecidos por la fe. Ellos saben que no son olvidados por Dios; y aunque parezca que son pasados por alto en Su distribución providencial de cosas buenas, esperan un tiempo cuando todo esto será enderezado. Lázaro no siempre estará echado entre los perros a la puerta del rico, sino que tendrá su recompensa en el seno de Abraham.
Incluso ahora el Señor recuerda a Sus hijos pobres pero preciosos. “Yo soy pobre y menesteroso; sin embargo, el Señor piensa en mí”, dijo alguien en la antigüedad, y así es. Los pobres piadosos tienen grandes esperanzas. Esperan que el Señor les provea de todas las cosas necesarias para esta vida y para la piedad; esperan que todas las cosas les ayuden a bien; esperan tener una comunión mucho más íntima con su Señor, que no tenía dónde recostar la cabeza; esperan Su Segundo Advenimiento, y compartir su gloria. Esta esperanza no puede perecer, pues está puesta en Cristo Jesús, que vive para siempre; y porque Él vive, la esperanza también vivirá. El santo pobre canta muchos himnos que el rico pecador no puede entender. Por tanto, cuando tengamos una ración reducida, hemos de dirigir nuestros pensamientos a la mesa real de arriba.

(Por Charles Spurgeon)

Al Mismo Nivel

Publicado:15 enero, 2013, No Hay Comentarios

21669375Pero la sabiduría que es de arriba, es É llena de misericordia y de buenos frutos, sin parcialidad, sin hipocresía.
Santiago 3:17 (V.M.).

Nuestro mundo de hoy ha cometido asesinato. Al tratar de vivir sin Dios ha matado Los prejuicios raciales pueden arraigarse en los corazones a muy temprana edad. Los niños no miran el color de las personas hasta que escuchan a los adultos hacer declaraciones infundadas o los ven esquivando personas de otra raza. Los prejuicios pronto se convierten en malas hierbas bien establecidas con profundas raíces. Arrancarlas no es fácil.
Las leyes pueden contribuir a minimizar la discriminación en el mercado de viviendas y lugares de trabajo. Pero no hay legislación que elimine el prejuicio en el corazón. Lo único que seguramente acaba con eso es una larga y firme mirada a lo que Jesús logró cuando murió en la cruz. Es allí donde recibimos una sabiduría “llena de misericordia y de buenos frutos, sin parcialidad, sin hipocresía” (Stg. 3:17, V.M.).
Se dice que después de la Guerra Civil, el General Robert E. Lee, un piadoso cristiano, visitó una iglesia en Washington, D. C. Durante la Santa Cena fue visto arrodillándose al lado de un negro. Más tarde, cuando alguien le preguntó cómo pudo hacer eso, Lee contestó: “Mi amigo, al pie de la cruz, todos quedamos al mismo nivel.”
¿Qué hace que el suelo esté tan nivelado? La atrocidad de nuestros pecados, el terrible precio que Jesús pagó para perdonarlos, y el amor que tiene por todas las personas. El prejuicio no puede sobrevivir en un suelo a ese nivel.
Todos podemos arrodillarnos juntos al pie de la cruz. –DJD

Mirar a la cruz impide que miremos con desprecio a los demás.

Por Nuestro Pan Diario

Jesús Da Descanso

Publicado:14 enero, 2013, No Hay Comentarios

spurgeon“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.”Mateo 11:28.

Quienes somos salvos encontramos descanso en Jesús. Quienes no son salvos, recibirán descanso si van a Él, pues aquí promete darlo. Nada puede ser más gratuito que un don; aceptemos con gozo lo que Él da con gozo. No han de comprar el descanso, ni pedirlo prestado; sino que han de recibirlo como un don. Ustedes laboran bajo el látigo de la ambición, de la codicia, de la concupiscencia o de la ansiedad: Él los liberará de esta servidumbre de hierro, y les dará descanso. Ustedes están “trabajados”: sí, “muy trabajados” con el pecado, el temor, los cuidados, los remordimientos y el miedo a la muerte; pero si vienen a Él, los hará descansar. Él cargó con el aplastante peso de nuestro pecado, para que ya no lo llevemos nosotros. Él se convirtió a Sí mismo en el gran Cargador, para que toda persona que esté muy cargada cese de inclinarse bajo la enorme presión.
Jesús da descanso. Así es. ¿Lo creerán? ¿Lo pondrán a prueba? ¿Lo harán de inmediato? Vengan a Jesús abandonando cualquier otra esperanza, pensando en Él, creyendo en el testimonio de Dios y confiando todo a Él. Si vinieran a Él de esta manera, el descanso que Él les proporcionará será profundo, seguro, santo y eterno. Él da un descanso que perdura hasta el cielo, y lo da hoy a todos aquellos que vienen a Él.

(Por Charles Spurgeon)
This site is protected by WP-CopyRightPro