Archivo por ‘Efesios’

La Gracia De Dios Revelada En Una Esperanza Resuelta

Publicado:9 abril, 2011, 2 Comentarios

Texto: Efesios 6:14-24
Versículo clave: “Orando en todo tiempo 40. con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos.” Efesios 6:18

Los hijos de Dios tienen una razón para ser optimistas en cualquier situación. Nosotros tenemos los medios para preservar nuestra fe y vivir para Jesús.

UN VISTAZO PRELIMINAR

Un hijo de Dios debe ser la persona más optimista y llena de esperanza sobre la tierra. Cuando somos salvos, el cielo es nuestro hogar eterno y solo ese hecho debe llenar nuestros corazones de gozo. Pero muchos cristianos no viven así. Mire alrededor un domingo en la mañana y verá caras amargadas y malas actitudes. Muchos hijos de Dios se ven como si hubieran sido vacunados con jugo de pepinillo.
Esto no tiene que ser así ni debe ser así. Pero para tener una actitud feliz y optimista tenemos que entender la lucha en la que estamos y el resultado final de la batalla.
Una vez que tengamos estas verdades firmemente fijadas en nuestras mentes, nuestro punto de vista cambiará. No sólo somos ganadores; somos más que vencedores por medio de
Jesucristo (Ro. 8:37).
Una actitud positiva no sólo nos ayudará como individuos, hará maravillas en nuestro testimonio a otros. Unos cuantos de nosotros realmente deseamos andar cerca de personas cascarrabias. Puede que podamos soportar a tales personas amargadas, pero normalmente las evitamos, si es posible, y nos alejamos de ellas tan pronto podamos. Por el otro lado, a la mayoría de las personas les gusta estar cerca de personas felices, alegres, optimistas. Ahora, ninguna persona en la tierra tiene más para estar feliz que un hijo de Dios nacido de nuevo, miembro de una iglesia nuevo-testamentaria y que esté activamente sirviendo al Señor en esa iglesia.
Nosotros podemos y debemos tener una actitud y un punto de vista positivos. Estos versículos nos dicen cómo.

La Gracia De Dios En Nuestras Relaciones

Publicado:8 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto: Efesios 6:1-13
Versículo clave: “Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.” Efesios 6:11

Necesitamos conducirnos en nuestros hogares y en nuestros lugares de trabajo de tal manera que demostremos los cambios positivos que Jesús hace en nuestro ser.

UN VISTAZO PRELIMINAR

En la última lección aprendimos cómo los maridos y las esposas pueden someterse entre sí en el temor del Señor. Hoy veremos cómo padres e hijos, siervos y amos, así como todos los cristianos en general deben comportarse entre sí. Todo esto se basa en el principio que aprendimos en Efesios 5:21. Esta clase de interacción sólo es posible cuando estamos dispuestos a someternos los unos a los otros en el temor del Señor.
Tenga en mente que esta clase de conducta se espera en los que creen en Jesús, pero es imposible para quienes no creen. Si usted no es salvo, sólo se frustrará al intentar comportarse así. Usted encontrará un conflicto interno que es imposible resolver, y al final, cederá ante la carne y su comportamiento cambiará.
Pero el hijo de Dios siempre encontrará recursos espirituales para seguir la Palabra de Dios. Cuando lo haga, la vida tomará un nuevo significado y encontrará el cumplimiento real.
Por favor observe que aunque Pablo dirige algunas de estas enseñanzas a los amos y los esclavos, estos mismos principios se podrían aplicar de igual manera a cualquier lugar de trabajo. Son aplicables a cualquier situación donde haya una división entre el trabajador y el directivo.
El mundo ha intentado muchas soluciones a este tipo de problemas en las relaciones, y la condición de la sociedad hoy día es amplia evidencia que las soluciones del mundo no funcionan. Vemos un índice elevado de divorcios, una crisis de disciplina y respeto entre los jóvenes y una lucha a muerte en los lugares de trabajo; pero hay esperanza. Un regreso a los principios bíblicos funcionará tan bien hoy como lo hizo cuando estas palabras fueron escritas.

La Gracia De Dios Revelada En Los Hogares Cristianos

Publicado:7 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto: Efesios 5:22-33
Versículo clave: “Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.” Efesios 5:32

Los principios de un hogar piadoso establezcan un patrón para las relaciones suyas con los demás en el hogar.

UN VISTAZO PRELIMINAR

En Efesios 5:21 Pablo dio un gran principio el cual es el fundamento para la conducta cristiana: “Someteos unos a otros en el temor de Dios”. Luego aplicó este principio a varias situaciones que ocurren en las vidas del pueblo de Dios. Específicamente, él mencionó las esposas y los maridos, los padres y los hijos, los esclavos y los amos. Literalmente todos en la tierra se encontrarán en una o más de estas situaciones.
La clave para el contentamiento es el entendimiento de que todas nuestras relaciones se basan en nuestra relación con Jesús. Piense en una cruz. Hay una parte vertical, y es absolutamente
necesaria. Luego hay una parte horizontal que hace que la cruz esté completa. Así es con nuestras relaciones. La primera relación y la más importante en cualquier vida es la relación vertical que tenemos con Dios por medio de Jesucristo. Sólo cuando estamos bien con Dios podemos esperar estar bien con los demás.
Cuando estamos bien con Dios nos relacionaremos apropiadamente con los demás en nuestras vidas. Esto lo hacemos al entender que debemos someternos los unos a los otros en el temor de Dios. Esto es directamente opuesto a nuestra forma de pensar carnalmente. Nuestra naturaleza adámica nos dirá que nos esforcemos para seguir adelante y satisfacer nuestras propias necesidades a costa de otros; pero Jesús nos dice que el mayor entre nosotros es “el servidor de todos” (Mr. 9:35).
Este tipo de sumisión no es posible para una persona perdida. Sólo cuando primero hayamos sometido nuestros corazones a la gracia salvadora de Jesús podemos esperar levantar una correcta relación bíblica con los demás en nuestras vidas.

La Gracia De Dios Revelada En La Vivencia Sobria y Alerta

Publicado:6 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto: Efesios 5:3-21
Versículo clave: “No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu.” Efesios 5:18

Todo hijo de Dios debe ser un testigo efectivo tanto de palabra como de hecho.

UN VISTAZO PRELIMINAR

La verdadera prueba de nuestro carácter no es lo que decimos; es lo que hacemos. Nuestro comportamiento es la mejor indicación de lo que verdaderamente está pasando en nuestros corazones (Mt. 7:16-20). Dios nos muestra como el Espíritu Santo puede controlar nuestras acciones.
Desde el comienzo debemos observar que el control del comportamiento de parte del Espíritu simplemente no es posible para un a persona perdida. La vieja vida es la única vida que un hombre o una mujer incrédulos tienen. Sin embargo, una persona nacida de nuevo, y nosotros podemos entonces optar por dejar que nuestra nueva naturaleza controle nuestra vieja vida.
Es de vital importancia saber que no podemos vivir una vida cristiana por sólo tomar esa resolución. Nosotros no podemos meternos dentro de nosotros mismos y encontrar el tipo de resolución y fuerza para despojarnos del viejo hombre y vestirnos del nuevo. Este poder viene sólo de Dios y está disponible para todo creyente en Cristo.
Un hijo de Dios debe de apropiarse del poder de Dios y viviruna vida que le agrade a Él. El texto nos ofrece una demostración poderosa de lo que sucederá cuando lo hagamos. Estos son cambios reales en nuestra conducta exterior que vienen como resultado de un cambio permanente en nuestros corazones.
Mientras que jamás debemos de juzgarnos entre nosotros, tenemos el derecho de ver el fruto y tomar una determinación sobre la naturaleza del árbol. La gente perdida necesita el evangelio, sin importar dónde estén ni quiénes sean. La imitación exterior no es un sustituto del verdadero cambio espiritual.

La Gracia De Dios Revelada En La Conducta Cambiada

Publicado:5 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto: Efesios 4:25—5:2

Versículo clave: “Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.”
Efesios 4:30

Tenemos que aprender que la salvación verdadera siempre dará como resultado un cambio en nuestro comportamiento, el cual brota de un cambio en nuestros corazones.

UN VISTAZO PRELIMINAR

Esta cita es una aplicación del principio que aprendimos en Efesios 4:15. Si hablamos la verdad en amor, evitaremos los pecados mencionados en el texto de hoy, y positivamente seguiremos el ejemplo que Jesús nos dio.
Raras veces vemos el pecado como Dios lo ve. De hecho, en el mundo usted raramente incluso oirá el término mencionado. No se menciona muy a menudo ni siquiera en las iglesias, pero el pecado es real y le cobra una cuota muy alta a la humanidad. El pecado llena los hospitales, llena los campos de batalla con cuerpos muertos, llena los cementerios y quebranta los corazones todos los días; no obstante, Satanás es un engañador tal, que a menudo pasa desapercibido.
Aun cuando nos percatamos del pecado, nosotros lo blanqueamos de tal forma que no se vea tan mal como realmente es.
Se lo atribuimos a la naturaleza humana, o nos excusamos porque todos lo están haciendo. Obviamente, jamás podremos resolver un problema hasta que lo identifiquemos. Este mundo es extremadamente ingenioso para tratar los síntomas, pero nosotros nunca vemos más allá para ver la causa verdadera del problema.
Pero Dios ve la vida como realmente es, y Él nos ha dicho en su Palabra que nosotros tenemos que tratar honesta y efectivamente con nuestro propio pecado. Esto se hace en dos pasos sencillos. Primero, debemos despojarnos del viejo hombre, y luego podremos vestirnos del nuevo hombre.
Por favor observe que esto no es posible sin el poder del Espíritu Santo empleado en el corazón de un hijo de Dios. Estas cosas jamás podrán lograrse con nuestra propia fuerza ni solamente por determinación humana.

La Gracia De Dios Revelada En La Madurez Cristiana

Publicado:4 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto: Efesios 4:13-24

Versículo clave: “Sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo.” Efesios 4:15

Debemos comprender que todo hijo de Dios tiene una parte en el ministerio de una iglesia nuevo testamentaria y debe tomar su propio lugar en el servicio a Dios.

UN VISTAZO PRELIMINAR

Dios nos ha dado talentos y espera que los usemos (Mt. 25:1430). No debemos usar nuestras propias habilidades para nuestros propios propósitos egoístas; más bien debemos usar nuestros talentos para el propósito específico de promover el reino de Dios mientras estamos aquí en esta tierra.
Esta no es una meta vaga. Muchos lugares en el Nuevo Testamento dan instrucciones específicas para el uso de nuestros talentos. En este pasaje tan práctico, Pablo nos dio una instrucción para nuestro ministerio. Hay dos ideas igualmente malas sobre el ministerio. Una es que está reservado sólo para predicadores. La idea es que el predicador es llamado por Dios y él es el único que puede estar involucrado en el ministerio.
Para nada se enseña esto en la Biblia. Dios espera que todo creyente le sirva. Todos nosotros somos obra suya y todos somos creados para buenas obras, y Dios ha ordenado que debemos hacer esas buenas obras después que seamos salvos. Esto es cierto tanto para el predicador como para toda persona salva.
El otro extremo es que cualquier actividad, sin importar cual sea, puede ser etiquetada como un ministerio y después venir a ser la obra de Dios. Muchos usan esta excusa para santificar lo que de todos modos querían hacer y dicen que lo hacen en el nombre de Dios. Hay muchos caminos que al hombre le parecen rectos, pero no son los del Señor. Nosotros no podemos hacer que cierta actividad sea un ministerio para Dios sólo porque digamos que lo es o porque repitamos el nombre de Jesús mientras la estamos haciendo.
El ministerio del evangelio es la obra específicamente definida y establecida en el Nuevo Testamento. No es difícil de encontrar ni es difícil de entender. En esto, como en varios asuntos, debemos ceder nuestra voluntad a la voluntad de Dios y entonces seguir sus instrucciones para nuestras vidas.

La Gracia De Dios Revelada En El Uso De Nuestros Talentos

Publicado:3 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto: Efesios 4:1-12

Versículo clave: “Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados.” Efesios 4:1

Todos tenemos un talento especial que puede ser usado en el servicio a Dios y debemos comenzar a desarrollar y a usar ese talento.

UN VISTAZO PRELIMINAR

Dios y nosotros vemos las cosas de manera distinta. Nuestro punto de vista es que si obedecemos a Dios entonces Él nos bendecirá. El punto de vista de Dios es que Él ya nos ha bendecido, por lo que debemos obedecerle por amor, no por obligación. La epístola a los Efesios es un hermoso balance de conocimiento espiritual y labor práctica. Los primeros capítulos tratan con lo que deberíamos saber sobre nuestra relación con Jesús. Los últimos capítulos tratan con nuestras labores prácticas diarias como creyentes en Jesús.
Podemos errar si ponemos demasiado énfasis en cualquier sección. Mientras que el cristianismo involucra una vida de aprendizaje continuo, el conocimiento espiritual nunca es teórico. Dios espera que pongamos en práctica lo que sabemos en las vidas que vivimos aquí en la tierra. En Hechos 1, Lucas nos dio una perspectiva de la vida de Jesús describiendo a Jesús como un Hacedor de la verdad así como un maestro de la verdad.
En Lucas 16:9-12 Jesús nos amonestó fuertemente para que nos cuidemos de ser fieles en lo que podríamos llamar la vida cotidiana. Él enseñó que debemos tener cuidado con el dinero que se nos ha confiado aunque sepamos que nuestras vidas son temporales y que la vida de un hombre no consiste en la riqueza que posea. Dios espera que cada uno de sus hijos aplique los principios de la Biblia todos los días de su vida.
Uno de los tristes defectos en las vidas de algunos creyentes es la división de la verdad bíblica en compartimentos. Muchos quieren poner a Jesús y a su iglesia en una caja y sólo llevarlo el domingo. El lunes tratan de volver a su vida verdadera. Este es un punto de vista totalmente errado de la vida, y jamás llevará a la satisfacción espiritual.
Pablo les recomendó a los hermanos de Éfeso que permitieran que Jesús fuera una parte de todo en sus vidas y que el centro principal de la vivencia fuera el servicio a Jesucristo. Asimismo nos lo recomienda a nosotros. Cuando lo hagamos, no sólo estaremos sirviendo a Dios, sino que encontraremos la verdadera realización de nuestro tiempo en la tierra y de la recompensa en la eternidad.

La Gracia De Dios Revelada En Sus Iglesias

Publicado:2 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto: Efesios 3:12-21

Versículo clave: “A él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén.” Efesios 3:21

En este estudio podremos comprender que Dios nos ha mandado que le sirvamos por a través de una iglesia local nuevo-testamentaria.

UN VISTAZO PRELIMINAR

En estos versículos se siente la preocupación que sentía Pablo por el pueblo de Éfeso. Él estaba consiente que sus circunstancias podían ser usadas por Satanás para desanimar a otros. Después de todo, si un gran hombre como Pablo estaba en prisión, ¿qué esperanza había para los miembros de la iglesia de Éfeso? La respuesta de Pablo a esos sentimientos nos ha dado uno de los pasajes espirituales más alentadores en toda esta carta.
La mayoría de nosotros sabemos la diferencia entre lo que deberíamos hacer y lo que realmente estamos haciendo. Hay una lucha constante para ser lo que deberíamos ser. La solución del mundo para esta lucha es ser resuelto. Se nos dice que crujamos nuestros dientes y tomemos la determinación de mejorar. Claro que esto falla. Sin embargo, esto no quiere decir que jamás podamos cambiar. La fuente del cambio verdadero para un hijo de Dios es la fortaleza interna que Jesús transmite a todas las almas que confían en Él.
La clave es la sencilla verdad de Juan 14:20: “En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros”. Jesús vive en el corazón de un cristiano. Esta vida interior es el poder para responder ante las circunstancias desesperadas con una esperanza infinita y para hacer lo que sea que Dios nos guíe a hacer.
Los hermanos en Éfeso estaban en peligro de perder el corazón. Este peligro se impone aún hoy, y en estos versículos aprendemos la cura permanente para esta condición. Sin importar lo que suceda, la situación no es de desesperanza y no todo está perdido. Jamás puede estarlo para los hijos de Dios.

La Gracia De Dios Revelada En El Ministerio

Publicado:1 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto: Efesios 3:1-11

Versículo clave: “Del cual yo fui hecho ministro por el don de la gracia de Dios que me ha sido dado según la operación su poder. Efesios 3:7

A todo hijo de Dios se le da el bendito privilegio de revelarles el plan de Dios a otros. Testificar debería ser una parte natural y continua de nuestras vidas.

UN VISTAZO PRELIMINAR

Casi a todos les gusta un misterio. Nos gusta seguir pistas para concluir donde se revela el misterio. En la Biblia hay misterios, pero no son como los misterios que normalmente conocemos. El conocimiento bíblico es progresivo. Depende del tiempo en el que vivamos y en nuestra condición espiritual personal. A través del tiempo Dios fue revelado poco a poco acerca de la forma de tratar con los hombres hasta que la Biblia fue finalmente completada. En la medida en que crecemos en la gracia y el conocimiento del Señor, podemos entender y apreciar más y más las fantásticas verdades de la Biblia.
De alguna manera estos pasajes son la clave para entender la epístola de Efesios. Aquí Pablo explica su ministerio personal y
su impacto sobre aquellos en Éfeso y todos los que viven en lo que llamamos la era de la iglesia. El primer siglo fue un momento crucial en la historia de la humanidad. En un periodo relativamente corto muchas cosas cambiaron. Jesús vino al mundo y su breve ministerio cambió al mundo para siempre. La propagación de sus iglesias cambió para siempre la manera en que el mundo pensaría acerca de Dios.
Estas palabras fueron dadas para que pudiéramos entender estos cambios y aplicar la verdad a nuestros propios corazones. El misterio aquí no es un secreto oscuro que sólo unos cuantos elegidos pueden entender; más bien es conocimiento que todos pueden tener si aprenden la verdad como Dios la da en su Palabra. Recuerde, la Biblia es la revelación. Si Dios quisiera mantenernos en tinieblas todo lo que tendría que hacer es quedarse callado.

La Gracia De Dios Revelada En La Unidad Cristiana

Publicado:31 marzo, 2011, No Hay Comentarios

Texto: Efesios 2:11-22

Versículo clave: “Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación.”
Efesios 2:14

La muerte de Cristo en cruz es la fuerza unificadora más poderosa en el universo. Sin importar cuáles sean nuestras otras diferencias, podemos encontrarnos en la cruz.

UN VISTAZO PRELIMINAR

De una u otra manera la mayoría de nosotros deseamos la unidad. Sin embargo, el camino a la unidad que enseña el mundo está muy lejos de la unidad que se enseña en la Biblia.
La unidad del mundo se produce ya sea por fuerza o por común acuerdo. Un individuo poderoso o un grupo obligan a otros a que vean las cosas a su manera y luego hay unidad. Los reyes y los dictadores han estado imponiendo esta clase de unidad en otros durante siglos. Entonces se da la unidad que surge por haber llegado a un acuerdo. Esto prevalece en nuestros días. Cuando hay un desacuerdo, cada parte involucrada tiene que cederle algo de terreno al otro y como resultado habrá un tipo de unidad. Desafortunadamente, la unidad basada en un acuerdo nunca es realmente satisfactoria.
Un acuerdo mutuo que pierde el principio verdadero hará que ambas partes se sientan miserables. El acuerdo que se basa en la falsedad, donde ambas partes ceden cosas que jamás quisieron al inicio, produce una unidad basada sobre mentiras y jamás perdurará.
La verdadera unidad es posible, y ésta es la unidad cristiana que se enseña en estos versículos. Esta es la unidad basada en la verdad y basada en cambios verdaderos que tienen lugar en los corazones y las vidas de todos los involucrados.
Esta unidad producirá paz en nuestros corazones, y perdurará por toda la eternidad. No hay desacuerdos ni discusiones en el cielo. Todos ahí están unidos en el amor de Dios y en el amor los unos por los otros. Quienes son salvos pueden aprender a vivir de esa manera mientras estén aquí en la tierra.

La Gracia De Dios Revelada En Nuestra Salvación

Publicado:30 marzo, 2011, No Hay Comentarios

Texto: Efesios 2:1-10

Versículo clave:
“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios.” Efesios 2:8

Este estudio nos ayudará a comprender que la salvación y todas las demás bendiciones de la vida fluyen de la gracia de Dios hacia la humanidad.

UN VISTAZO PRELIMINAR

La comprensión de lo que ha hecho Jesús por nosotros y la simple verdad de que él tiene un plan para nuestras vidas, nos cambiará para siempre. Nunca veremos la vida de la misma manera una vez que entendamos estas verdades maravillosas. El poder de Dios penetrará nuestra ignorancia y le revelará su verdad a nuestras almas.
Nosotros jamás podremos entender realmente todo lo que Dios ha hecho por nosotros hasta que entendamos y aceptemos el estado perdido de la humanidad. Debemos darnos cuenta que es absolutamente imposible que el hombre haga algo para salvarse a sí mismo de sus pecados. Una vez que entendamos esto, podremos entonces volvernos al único Salvador verdadero y poner nuestra fe en Él. Para nada es difícil decirle a un hombre cómo ser salvo; se puede hacer en unas cuantas palabras. Lea Hechos 16:31. A menudo es muy difícil lograr que un ser humano están perdidos y necesitan la gracia redentora de Jesucristo.
En estos versículos llegamos a una verdad tan opuesta al razonamiento humano que muchos sencillamente se niegan a aceptarla. Cuando la oímos, inmediatamente la diluimos o tratamos de encontrarle una explicación convincente.
Recuerde, estamos tratando con la verdad eterna de la Palabra de Dios. Estas verdades sencillas no están sujetas a nuestra revisión. Estas cosas no son ciertas si las creemos, son verdaderas, sea que estemos o no de acuerdo con ellas. Usted mismo se dará cuenta en los versículos de la lección de hoy.

La Gracia De Dios Revelada En La Oración De Pablo a Los Efesios

Publicado:29 marzo, 2011, 1 Comentario

Texto: Efesios 1:12-23
Versículo clave:
“Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia” Efesios 1:17, 22

UN VISTAZO PRELIMINAR

La gracia de Dios es instrumento en nuestra salvación, pero también es necesaria para nuestro servicio a Dios. No somos salvos por gracia para que vivamos en desgracia. Pareciera que muchos creyentes piensan que una experiencia con Jesús es algo de una vez en la vida. Es cierto que solamente somos salvos una vez. Nacer de nuevo es una experiencia única que no hace falta que se repita jamás; pero una vez que somos salvos, necesitamos un andar diario y continuo con nuestro Señor. Somos salvos por gracia y andamos por la gracia de Dios.
Cuando aceptamos a Jesucristo como nuestro Salvador personal, Dios comienza un proceso de cambio que sólo será completado cuando lleguemos al cielo. La mayoría de las personas convertidas siguen viviendo en esta tierra por un tiempo, y durante ese periodo tienen la oportunidad de crecer en la gracia y el conocimiento de Jesucristo.
Obviamente, para aprender tenemos que ser expuestos al conocimiento; y sin duda, tenemos que exponernos a la gracia de Dios para crecer en esa gracia. Como oró Pablo por sus hermanos en Éfeso, él estaba exponiéndolos a la gracia de Dios que obra en sus vidas, y les estaba enseñando cómo aplicar estas verdades a todas las áreas de su vida diaria.
La verdad que conocemos sólo nos cambiará en la medida en que viene a ser la verdad que practicamos. Lo que hacemos habla tan fuerte que otros no pueden oír las palabras que decimos.

La Gracia De Dios Revelada En Sus Decisiones Eternas

Publicado:28 marzo, 2011, 1 Comentario

Texto: Efesios 1:1-11
Versículo clave: “En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia.” Efesios 1:7

Dios tiene un plan eterno para nuestra salvación y es por su gracia.

UN VISTAZO PRELIMINAR

La obra de los efesios en muchos aspectos fue la obra sobresaliente del apóstol Pablo. Él primero llegó a Éfeso en su primer viaje misionero. Se detuvo ahí brevemente y volvió más adelante en su tercer viaje misionero. En ese viaje posterior, Pablo ministró unos dos años en Éfeso en la escuela de Tiranno (Hch. 19: 9, 10) y estableció una iglesia fuerte en una ciudad donde buena parte era dada a la adoración de la diosa falsa, Diana. Su estadía completa en Éfeso fue de unos tres años.
Unos diez años más tarde, cuando estaba en prisión en Roma, Dios inspiró a Pablo para que les escribiera esta carta a sus amigos de Éfeso. Para ver el trasfondo de la iglesia de Éfeso, lea Hechos 18, 19 y 20. La carta a los Efesios fue escrita para animar a las personas en Éfeso, permitiéndoles entender la maravillosa y privilegiada posición que tenían como creyentes en Cristo y como miembros de una iglesia nuevo-testamentaria.
Esta epístola tiene la intención de ser

This site is protected by WP-CopyRightPro