Archivo por ‘Epistolas Pastorales’

13 Lecciones Para Una Vida Fructífera

Publicado:28 abril, 2011, 1 Comentario

Texto: Tito 3:1-­15

Versículo clave: “Palabra fiel es esta, y en estas cosas quiero que insistas con firmeza, para que los que creen en Dios procuren ocuparse en buenas obras. Estas cosas son buenas y útiles a los hombres”. Tito 3:8

Debemos reconocer un cambio de vida como resultado de la gracia salvadora y hacer un compromiso de vivir por Cristo y servirle fielmente en una iglesia verdadera.

UN VISTAZO PRELIMINAR

Para bien o para mal todos en la tierra tienen un testimonio. Muchas personas, aún algunas creyentes, tienen una mala actitud y una mala reputación entre sus vecinos. La ayuda que les damos a otros está directamente relacionada a su opinión de nosotros. Jesús no pudo hacer una obra poderosa en Nazaret porque las personas lo consideraban el hijo del carpintero (Mt. 13:53-58).
En otra ocasión Natanael cuestionó a Jesús simplemente porque era de Nazaret. Evidentemente la mala reputación de todo el pueblo se le atribuía injustamente a Jesús (Jn. 1:46). Si estas cosas pudieron sucederle a Jesús, de seguro nos pasarán a nosotros.
¿Cómo podemos vivir vidas fructíferas en una mala situación? ¿Qué podemos hacer con nuestra reputación? En muchos casos no hay mucho que podamos hacer. Hay prejuicio e ignorancia en el mundo y hasta cierto punto tenemos que vivir con eso. Nosotros podemos tener cuidado de vivir de tal forma que no les demos a los enemigos de la cruz una ocasión para blasfemar el nombre de nuestro Salvador.
Los cristianos del primer siglo tuvieron un tiempo difícil con su mundo y su gobierno. Las reuniones de las iglesias a menudo eran consideradas subversivas. Los creyentes abiertamente hablaban de Jesús como si aún viviera y fuera su rey. Los líderes del mundo no entendían esto como un reino espiritual y los creyentes a menudo eran perseguidos. Los últimos treinta años del primer siglo vieron una creciente persecución de las iglesias de Dios.
El pueblo de Dios no debe tener una mala actitud hacia el mundo o hacia los gobiernos seculares. Debemos ver el mundo como lo hace Dios, y cuando Él lo mira, lo ve en amor (Jn. 3:16).

Directrices Para El Hombre De Dios

Publicado:27 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto: 2 Timoteo 4:1-­22

“Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina”. 2 Timoteo 4:1, 2

Debemos llegar a valorar cómo Dios llama, reta y equipa a los hombres suyos para la difícil obra del ministerio.

Recursos Para Los Ultimos Días

Publicado:26 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto: 2 Timoteo 3:1­-17

Versículo clave: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”. 2 Timoteo 3:16, 17

No debemos desanimarnos por la creciente maldad en el mundo sino que debemos invertir más tiempo y energía aprendiendo y aplicando la inspirada Palabra de Dios.

UN VISTAZO PRELIMINAR

Al introducir este pasaje, Pablo usó la frase postreros días. Esta frase también se usa en otras partes de la Biblia. Una perspectiva general de todas las formas en que se ha usado nos llevaría a concluir que éste era un periodo que comenzó con el ministerio de Jesús y concluirá cuando se cumplan los eventos que rodean su segunda venida (Hb. 1:2; Hch. 2:17).
Este periodo estuvo marcado por las dos señales seguras del amor enfriado y de la maldad multiplicada. Nuestra esperanza viene de dos enseñanzas dadas en la Palabra de Dios. Primero, sabemos que el aumento de maldad nos acerca más y más a la venida de nuestro Señor. No interprete que esto significa que debemos querer que el pecado abunde. Jamás es correcto hacer lo malo.
La segunda fuente de esperanza es que Dios nos ha provisto una forma para manejar nuestros problemas. En 1 Corintios 10:13 leemos que Dios siempre proveerá una forma para que sus hijos escapen aunque las tentaciones y las pruebas puedan ser severas. Para el creyente esa ruta de escape puede ser la muerte misma. Puede que muramos en defensa de la verdad, pero seremos recibidos en gloria, y nuestros problemas se habrán acabado.
Mientras Pablo escribía estas palabras estaba enfrentando la muerte por crímenes que jamás había cometido. Él podía ver alrededor en Roma, bajo Nero, y ver muchos ejemplos de las cosas que él había profetizado. Él sabía que todo lo que estaba sucediendo estaba dentro del control de Dios, y siguió siendo fiel. El conocimiento preciso nos dará la esperanza en cualquier situación que nos atribule.

Ánimo para soportar

Publicado:25 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto: 2 Timoteo 2:1­26

Versículo clave:
“Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad”. 2 Timoteo 2:15

Debemos comprender el valor de la resistencia espiritual y tratar de aumentarla en el servicio personal cristiano.

En la mayoría de los esfuerzos humanos muchos comienzan pero pocos siguen el trabajo hasta completarlo. La orilla del camino está llena de individuos que se convirtieron y bautizaron, pero por una u otra razón cayeron. Muchas comunidades están llenas de aquellos que una vez iban a la iglesia. ¿Qué sucedió y qué puede hacerse sobre esta triste situación?
De seguro, una causa del terrible ritmo de retirada es que algunos jamás fueron sinceros. Los que realmente nunca nacieron de nuevo no tendrían razón alguna para seguir en el servicio al Señor. Este no es el caso de todos los que decaen. Hay muchas personas que realmente nacieron de nuevo y que han retrocedido y dejan de ser útiles para el Señor. Estos individuos no han perdido su salvación. Una vez que se es salvo, somos eternamente salvos, pero podemos perder nuestro compañerismo con el Señor.
Dios comprendió esto y nos dio esta lección para alentarnos a soportar hasta el final de nuestras vidas cristianas. Estas cosas no nos mantienen salvos, pero sí nos mantienen siendo útiles. No establece nuestra relación con Jesús, eso llega cuando somos salvos, pero nos mantiene en compañerismo con Jesús. Nuestro compañerismo debe ser constantemente fortalecido y renovado.
La resistencia espiritual es en muchas formas como una resistencia física. Llega de una determinación interna de hacer el trabajo y de terminarlo. No hacemos esto porque alguien nos esté viendo o porque alguien nos esté empujando. Lo hacemos porque tenemos un compromiso interno de ver nuestro trabajo terminado hasta el final.

Llamado a la Fidelidad

Publicado:21 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto: 2 Timoteo 1:1-­18
“Retén la forma de las sanas palabras que de mí oíste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús.  Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros”. 2 Timoteo 1:13, 14

El cristiano sin avergonzarse estará firme en Cristo, se deleitará en su salvación y buscará oportunidades para compartir el evangelio con otros.

Muchas cosas cambiaron entre la escritura de Primera y Segunda Timoteo. Segunda Timoteo es la última de las epístolas de Pablo. Cuando él la escribió era prisionero en Roma, y su ejecución era inminente. Por una u otra razón la mayoría de sus amigos lo habían abandonado. Sólo Lucas seguía con él. Físicamente atravesaba un tiempo difícil, pero espiritualmente el sol está saliendo en el horizonte. Pablo vio la tierra alejándose y el cielo acercándose rápidamente. Como cualquier cristiano verdadero, él no estaba tan preocupado por sí mismo, como por Timoteo y por la obra del Señor.
Pablo instó a Timoteo y a todos los que leyeran estas palabras que siguieran siendo fieles al Señor. Así como vemos el amor disminuyendo y el pecado abundando, el llamado a la fidelidad resuena claro y fuerte. Los tiempos difíciles llaman a una fe renovada. Tal vez Timoteo tomaría algunos de las labores que Pablo dejaría atrás, pero en cualquier caso, él necesitaría volver al centro de su fe.
A menudo el pueblo de Dios se involucra en asuntos secundarios. Nosotros estamos ocupados aquí y allá en esto y en aquello, y los valores importantes de nuestra fe sufren por causa de eso. Esta lección nos devuelve a las cosas que real-mente son importantes. El enfrentar la muerte de forma inminente nos da una clara imagen de los asuntos importantes de la vida. Pablo estaba enfrentando su muerte mientras escribía estas palabras, y nosotros deberíamos prestarle una atención cercana a todo lo que dice aquí.

Exhortaciones a la Piedad

Publicado:20 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto:1 Timoteo 6:1­21
Versículo clave: “Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre”.  1 Timoteo 6:11

Se debe comprender las bendiciones de Dios sobre los que viven una vida santa y le prestan cuidado a sus advertencias sobre el vacío del materialismo.

UN VISTAZO PRELIMINAR

En este último capítulo de 1 Timoteo, Pablo usó muchos términos que eran comunes para los militares de su día. Él emitió cargos u órdenes en los versículos 13 y 17. Él instó a Timoteo a pelear la buena batalla de fe en el versículo 12, y en el versículo 20 le digo a Timoteo que guardara las cosas que se le habían encomendado.
Este uso del idioma sugiere que estas exhortaciones debían tomarse en serio. Así como soldado de un ejército poderoso presta cuidadosa atención a sus órdenes y las ejecuta de la mejor forma posible, así un hijo de Dios debe prestarles una atención especial a las enseñanzas que se dan aquí.
Los asuntos discutidos en este capítulo son lecciones de importancia para la vida las cuales pueden hacer una diferencia en la vida de cualquier creyente en Cristo. Nuestra actitud determina nuestras acciones y nuestra perspectiva a menudo determina el resultado de nuestros esfuerzos.
Comportarse como sugieren estos versículos no salvará nuestras almas; pero una vez que seamos salvos por la gracia de Jesús, deberíamos optar por seguir al Señor para que podamos ser testigos a un mundo perdido. Debido a la sabiduría de Dios, este tipo de vida no sólo será un gran testimonio del poder salvador y transformador de Jesús, sino que también guiará a cada individuo creyente a una vida de felicidad y contentamiento sin importar las circunstancias que puedan estar prevaleciendo en su vida.
Todo lo que Dios nos pide que hagamos al final es para nuestro propio beneficio. Otros pueden ser bendecidos por su andar con Cristo, pero usted recibirá más bendiciones que cualquier otra parte involucrada cuando usted decida vivir su vida de acuerdo a las exhortaciones del Señor.

Mandatos Alusivos a Los Mandatos

Publicado:19 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto: 1 Timoteo 5:17­-25
Versículo clave: “Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar”.
1 Timoteo 5:17

Debemos llegar a entender la responsabilidad de cada iglesia de apoyar, cuidar con ternura y más fielmente orar por el pastor.

UN VISTAZO PRELIMINAR

Esta lección continúa las enseñanzas prácticas sobre el com-portamiento adecuado en una de las iglesias del Señor. Es posible que una iglesia se comporte de una forma tan vergonzosa que la iglesia se una, no para lo mejor sino para lo peor (1 Co. 11:17). El trabajo de la iglesia es trabajo serio, y en estos asuntos toda iglesia y todo pastor deben seguir cuidadosamente las instrucciones de la Biblia.
Es evidente que Pablo tenía una buena relación con los ancianos de Éfeso (Hch. 20:3638). Timoteo era un joven y necesitaba conocer algunos principios básicos sobre cómo establecer una relación adecuada entre una iglesia y el pastor. Tal vez a la iglesia de Éfeso también se le debía enseñar cómo sostener y amar apropiadamente a su pastor. Estos versículos nos brindan información sobre ambas situaciones.
La relación entre una iglesia y su pastor es preciosa y hermosa cuando es como el Señor la quiere; pero a ambas partes puede producirle angustia si las cosas no van bien.
Usualmente, cuando ocurren problemas, hay mucha culpa alrededor. En vez de encontrar culpa y culpar, haremos bien en esforzarnos juntos para acatar la enseñanza bíblica.
Aquí, como en otras áreas, nosotros nunca debemos confundir nuestras preferencias por doctrinas. Puede que nos guste o no nos guste lo que estos versículos enseñan, pero no tenemos la libertad de simplemente hacerlos a un lado o ignorarlos. Esta es la Palabra de Dios y debemos respetar a nuestro Padre Celestial lo suficiente como para seguir sus instrucciones.

Ministrando a Distintas Personas

Publicado:18 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto: 1 Timoteo 5:1­-16; Tito 2:1-­10

Versículo clave: “Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente”. Tito 2:11, 12

Debemos reconocer, agradecer y procurar aplicar las instrucciones bíblicas a cada fase de nuestra vida.

UN VISTAZO PRELIMINAR

El comportamiento apropiado en la casa de Dios significa tratar de manera adecuada a todas las personas de todas las edades y de todas las clases sociales. En la lección hoy veremos que la Biblia es un libro práctico. Trata con los problemas reales que enfrentan cada día las personas reales. ¿Cómo puede una iglesia local ministrar adecuadamente a las diversas necesidades de una congregación que constantemente cambia?
Una gran parte de la respuesta a esa pregunta se encuentra en estos versículos. Primero, nosotros debemos observar que no todos son tratados de la misma forma. Dios no hace acepción de personas, pero Dios también reconoce que no somos intercambiables. Cada individuo tiene necesidades diferentes. Estas necesidades cambiarán en la medida que las situaciones y las
circunstancias de la vida cambien. Las cosas que son prioritarias en las mentes de los jóvenes rara vez son consideradas por los que son mayores. Las viudas tienen necesidades diferentes a las de los siervos; no obstante, en estas instrucciones a Timoteo y a Tito, Dios se refirió a las necesidades individuales de todos los grupos.
Nosotros debemos tomar estas instrucciones así de precisas y personales. Nos están diciendo aspectos específicos sobre nuestra conducta y servicio los unos a los otros. Pero también tenemos que entender y aplicar los principios que son el fundamento de esta conducta. En varias ocasiones en estos versículos leemos palabras tales como ruega, habla, enseña y exhorta. Estos son los medios que usamos para ministrar a otros.
Una parte fundamental del ministerio de cualquier iglesia es enseñarle a quienes son miembros acerca de la verdad de la Palabra de Dios. Un entendimiento de la Biblia ayudará a cualquiera a enfrentar cualquier situación.

Instrucciones Para Los Ministros

Publicado:15 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto: 1 Timoteo 4:6­16
Versículo clave: “Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren”. I Timoteo 4:1

Debemos reconocer el llamamiento especial y los requisitos particulares del pastor y orar por él y su familia conforme se suple sus necesidades.

UN VISTAZO PRELIMINAR

Así como es difícil que vuelva de un algún lugar donde jamás ha estado, así también es difícil guiar a alguien a un lugar donde jamás ha estado. Un buen pastor estará consciente de la senda que sus ovejas necesitan tomar. Él sabrá dónde van tanto él como sus ovejas.
Estas instrucciones para los ministros no son exclusivas. Las labores de un ministro o pastor sólo difieren en alcance no en contenido. Dios espera por completo que todos sus hijos vivan según las enseñanzas de su Palabra. Dios ha llamado a algunos hombres para dirigir iglesias. Estos hombres deben avenirse a estos parámetros espirituales y ser ejemplos a los demás.
A menudo oímos a alguien decir: “Haga lo que digo, no lo que hago”. Yo entiendo el sentimiento detrás de esta declaración, pero la Biblia es clara en enseñarnos que debemos ser ejemplos los unos a los otros. Jesús es nuestro gran ejemplo (Jn. 13:15), y nosotros tenemos que ser ejemplos los unos a los otros (1 Ti. 4:12).
Un buen pastor guiará por lo que enseña. Será cauteloso para preparar mensajes espiritualmente nutrientes para alimentar a aquellos que se reúnen. También será cauteloso en que su conducta personal sea tal que otros puedan seguir su ejemplo y crecer en gracia cuando así lo hagan.
Ninguna de estas cosas es una carga para el hombre que sigue a Jesús. Quienes verdaderamente toman el yugo de Jesús sobre ellos se darán cuenta que la carga es fácil y ligera su carga. Cuando vivamos por Él, encontraremos fácil vivir también los unos para los otros.

Pautas Para las Iglesias

Publicado:14 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto: 1 Timoteo 3:14—4:5
Versículo clave: “Para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad”.
1 Timoteo 3:15

Debemos valorar lo que es una iglesia verdadera, cuan perfecto es el Señor, y tener la capacidad de reconocer a los falsos maestros.

UN VISTAZO PRELIMINAR

La lección hoy contiene la clave para entender la epístola de Primera Timoteo. Pablo reveló que él tenía la esperanza de volver a Éfeso pronto, pero en caso de no poder hacerlo, quería que Timoteo y otros supieran cómo comportarse en la casa de Dios. El término casa de Dios es una metáfora para una iglesia local. El término también fue usado por los judíos para referirse al templo de Jerusalén. Debido a que este libro probablemente fue escrito en el año 64 o 65 d.C., el templo puede haber estado en pie aún, y esta poderosa metáfora estaba siendo transferida de una estructura física a un edificio espiritual.
A diferencia de las otras cartas que Pablo escribió, 1 y 2 Timoteo y Tito fueron dirigidas a individuos, no a iglesias. En sus otras cartas Pablo instruyó a iglesias completas acerca de su conducta en el servicio a Dios. Aquí él instruye a individuos
sobre su conducta personal.
Estas palabras están entre las mayores instrucciones encontradas en la Biblia, en cuanto al comportamiento personal y las doctrinas que hay detrás del mismo. Todo creyente en Cristo debe estar familiarizado con la verdad revelada en estas poderosas palabras. La palabra conducirse significa conducta, específicamente cómo nos relacionamos con otros creyentes. Dios no tiene la intención que alguno de sus hijos viva solo. Dios nos ha diseñado para servir juntamente con otros y su voluntad es que le sirvamos en armonía y compañerismo. Para hacer esto no sólo debemos saber cómo conducirnos, sino que realmente debemos poner en práctica este conocimiento.

Requisitos De Los Pastores y Diáconos

Publicado:13 abril, 2011, 1 Comentario

Texto: 1 Timoteo 3:1­13
Versículo clave: “Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea”.

Debemos comprender los requisitos bíblicos para el liderazgo de la iglesia y orará por aquellos que ejercen esos puestos.
1 Timoteo 3:1

UN VISTAZO PRELIMINAR

Hay dos oficios escriturales en una iglesia del Nuevo Testamento. Estos son los oficios del pastor y el diácono. La palabra traducida obispo literalmente significa “supervisor, o uno que ve por encima”; y la palabra diácono significa “siervo”. Una iglesia necesita de aquellos hombres que supervisan las necesidades espirituales y de aquellos que sirven a otros.
A través de los años muchos de quienes sirven en las iglesias de varias formas han sido llamados oficiales de la iglesia, pero en verdad sólo hay dos oficios bíblicos en una iglesia. Debido a que éstos son importantes y significativos, Dios le dio a Pablo instrucciones para Timoteo en cuanto a los requisitos que debían tener los hombres que sirvieran en estos puestos.
Primero debemos observar que este es un trabajo, no un puesto ni un honor. Ningún hombre debe aceptar ninguna posición en el servicio del Señor buscando su propia honra o la gratificación de la carne. Ninguna iglesia debe ordenar a un hombre a manera de honrarlo. Éstos son puestos de servicio al Señor y a otros cristianos. Hay trabajo involucrado y el deseo sincero de todo hijo de Dios debe ser el de servir al Señor sirviendo a otros.
Jesús enseñó específicamente que las iglesias no deben operar según las reglas del mundo (Mt. 20:2527). A través de los años muchas iglesias han ignorado esta clara enseñanza y esto ha producido mucho daño. Jamás debemos ver al mundo para buscar un patrón de trabajo para la iglesia.
Estas enseñanzas pueden parecer estrictas y anticuadas, pero como todas las demás Escrituras, transmiten verdades eternas que debemos tomar con seriedad y aplicarlas fielmente a nuestro diario vivir.

Instrucciones Acerca De La Oración

Publicado:12 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto: 1 Timoteo 2:1­15
Versículo clave: “Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad”. 1 Timoteo2:1,2

Debemos comenzar a orar con mayor propósito, regularidad y fidelidad.

UN VISTAZO PRELIMINAR

En 1 Timoteo 3:15, Pablo nos dijo uno de los propósitos de esta carta. Él la escribió para que Timoteo pudiera conocer el comportamiento público apropiado, así como la adoración privada al Señor. La oración es una de las actividades más importantes pero descuidadas del cristiano. La oración a menudo es lo primero que dejamos de hacer cuando comenzamos a retroceder. Antes que dejemos de asistir a los servicios de la iglesia, dejaremos de orar. En Lucas 11:1, leemos que los discípulos de Jesús le pidieron que les enseñara a orar. Jesús hizo justo eso. En esta lección veremos algunas de las enseñanzas que Pablo le dio a Timoteo acerca de este tema.
Lo primero que tenemos que saber sobre la oración es que comienza con Dios, no con nosotros. Jesús vino a buscar y a salvar lo perdido. Antes que nosotros buscáramos a Dios, ya Él había enviado a su Hijo a buscarnos.
La oración jamás tiene que ver con influenciar a Dios o con recibir su lado bueno para que podamos ejercer nuestra voluntad en el cielo. La oración trata acerca de la voluntad de Dios hecha en la tierra.
Dios ha prometido contestar nuestras oraciones, pero sólo en la medida en que oremos dentro de su voluntad revelada para nuestras vidas. La oración no es un cheque espiritual en blanco que nos cederá cualquier cosa que deseemos. La oración trata de hacer que nuestros corazones tengan la actitud correcta para que aceptemos y apreciemos la voluntad de Dios tal como se revela en la Biblia.

Advertencias Sobre Las Herejías

Publicado:10 abril, 2011, No Hay Comentarios

Texto: 1 Timoteo 1:1­20
Versículo clave: “Palabra fiel y digna de ser hay otro evangelio, recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero”. 1 Timoteo 1:15

Debemos estar firmes en el evangelio puro mientras defendemos la práctica de la verdad bíblica

UN VISTAZO PRELIMINAR

Comenzamos un estudio de 1 Timoteo y Tito. Esta epístola es una de las tres llamadas las epístolas pastorales. La razón es que éstas son cartas escritas a dos pastores, Timoteo y Tito, y tratan de cómo se relacionan los pastores y las iglesias. Timoteo y Tito eran pastores. Timoteo pastoreaba la iglesia de Éfeso y Tito pastoreaba en la Isla de Creta. Estos eran campos difíciles, pero de alguna forma todos los campos de la obra del Señor son difíciles.
Estas epístolas tienen lecciones maravillosas para los predicadores, pero también son extremadamente instructivas para las iglesias. La obra del Señor nunca es un espectáculo de un solo hombre. Todo hijo de Dios tiene una parte que ejercer en el reino del Maestro, y la Biblia nos da amplias instrucciones para hacer toda buena obra.
Comenzamos con una advertencia sobre las herejías que sigilosamente habían entrado en las iglesias de finales del primer siglo. Los hombres de Dios deben ser diligentes porque los agentes de Satanás están constantemente trabajando. Hay los que enseñan falsas doctrinas, y debemos tomarlos en serio. Si pasan desapercibidas, estas falsas doctrinas invadirán y debilitarán las iglesias más fuertes.
Como en muchas cosas, se necesita un balance. Debemos de luchar contra las fuerzas de la falsa doctrina, pero al hacerlo, no debemos rechazar la obra positiva de la predicación del evangelio a los perdidos. El diablo también puede alcanzar sus propósi­tos de separar nuestra energía. La mejor defensa a menudo es un buen ataque. Cuando estamos activamente involucrados en un ministerio positivo, tenemos todas las herramientas de defensa que necesitamos para resistir los ataques de Satanás.

This site is protected by WP-CopyRightPro