Archivo por ‘Prosa Cristiana’

La Fe

Publicado:14 diciembre, 2011, No Hay Comentarios

FE

No es solo el impulso de un ser ciego
Que trata en su ignorancia de explicarse
Es la confianza tal, que nunca dudo o niego
Al buscar el lugar ideal do refugiarse

La Fe no es de embullo, ni reflejos
No es tampoco cuestión de simpatía
No es idea loca que rechaza los consejos
Es encontrarla a ella y vivirla cada día

La Fe no es solo la innata capacidad
Para llenar de materia el intelecto
Sino que une el alma, la razón, la voluntad
Creando en nosotros el triangulo perfecto

No trates como un demente de explicarla
Pues entrarás en un profundo atolladero
Es mejor, tratar solamente de encontrarla
Y darle en nuestras vidas, el lugar cimero

Si aprendemos en ella solamente a descansar
Buscando esa experiencia de personal manera
Tranquilidad, fácilmente podremos alcanzar
Si la ponemos como necesidad primera

Fe es una palabra corta, de mucho significado
Que se comparte siempre con confianza entre dos
Uno que al no tenerla, la busca desesperado
Y el dador de ese regalo, que es el mismo Dios

José Caballero Blanco

Sembrador

Publicado:13 diciembre, 2011, No Hay Comentarios

Sembrador

Puedo sembrar las más hermosas flores
Y destacar con ellas lo bello del amar
Pero por mucho que dediques amores
En pocas horas se pueden marchitar

Puedo sembrar los frutos más delicados
Que impresionen el exigente paladar
Mas pasado el tiempo en que han madurado
Tenemos de la mesa quitar y desechar

Puedo sembrar el árbol más frondoso
Que abrigo y sombra nos puede brindar.
Pero con los años deja de ser hermoso
Y es solo como leña, podemos utilizar

Pero sembrar de Cristo el evangelio
Es un reto y a la vez, honroso galardón
Siendo también sublime privilegio
Al anunciar a pecadores, el perdón

Es fuerte batalla librada de día en día
El extender la palabra, conlleva bendición
Con la promesa que nunca volverá vacía
Si cumplimos de Jesús, la gran comisión

Es siembra que siempre frutos llevará
Si la abonamos con esfuerzo y con candor
La cosecha, Dios, en sus manos tomará
Y en tierno granero guardará su amor

En el silo enorme, en que la germinada mies
De los que aceptaron la palabra predicada
Gozaremos del Señor, rendidos a sus pies
Al tener de los cielos, abierta y franca entrada

Y aquellos que no desmayaron en predicar
Tendrán grata sorpresa, bella experiencia
De los ganados por su labor, al encontrar
Rendidos todos, ante Dios en su presencia

Buen siervo mío, del evangelio buen obrero
Dirá dulcemente el Señor al tenerte en su regazo
Gracias por las almas que cuidaste con esmero
Y por todas aquellas que trajiste a mis brazos
Buen sembrador, la tarea ha sido onerosa
Al llamarte, te advertí lo duro del trabajo
Pero observa al final, que tan buena cosa
Cuantas almas rendidas a mí, tu labor trajo

Por eso mi gozo, que como promesa he dado
Si alguna falta tuviste, también hoy se perdona
Pues los ganados por ti cubren tus pecados
Y sus almas como joyas, son parte de tu corona.

José Caballero Blanco

Una Noticia de Actualidad

Publicado:12 diciembre, 2011, No Hay Comentarios

LA NOTICIA VIGENTE

Pequeña aldea, entre los montes enclavada
Que podías pasar como pueblo, inadvertida
Belén Efrata, por cuanta gente has sido loada
Cuando en ti nació, quien al mundo trajo vida

Serías el culminar de un anormal embarazo
O solamente, el final de un viaje fatigoso
Pero para mí eres más que eso, fuiste regazo
De quien al nacer, a nuestro mundo trajo gozo

Una pareja por un rudo mesonero rechazada
Vagaron por tus calles en busca de hospedaje
Encontrando en un pesebre temporal morada
Trayendo para todos, el más bello mensaje

Las montañas temblaron por el dulce canto
Hosanna, Hosanna, el angelical coro repetía
Ha nacido hoy, quien borró el dolor y el llanto
El que llenó nuestra alma de paz y de alegría

Fuiste refugio de un niño, nacido aquella noche
Como nacen otros tantos infantes a diario
Pero este niño era especial, y en el Calvario
Cargó mis culpas, sin hacerme ni un reproche

Pastores y reyes fueron a adorar con humildad
Tus viejas calles resplandecieron de gloriosa Luz
Había llegado a ti, como regalo a la humanidad
La promesa tan esperada, nuestro salvador Jesús

Nunca, las nuevas de gran gozo han cambiado
El mensaje no ha perdido con los años su vigencia
Vino Cristo, es Navidad, el regalo tan ansiado
Es sentir del Señor, su amor como experiencia.

No quiero celebrar la fecha, con nada material
Que importan las bebidas, presentes, la comida
Disfruto saber, que la palabra de Dios es eternal
Y en Jesús siempre tendremos paz, perdón y vida

José Caballero Blanco

«PRIVILEGIO»

Publicado:9 diciembre, 2011, No Hay Comentarios

Mi Dios tiene muchos nombres
Jesús, Adonai, Rabí, Maestro
Pero el nombre de todos más sublime
Es llamarle, amoroso Padre nuestro

Ser padre, es como ser sembrador
Que deposita simiente en fértil terreno
Ser, apoyo, sostén, ser forjador
Ser depósito de amor, por siempre lleno

Crear en los hijos el carácter, la moral
Es labor a veces difícil y esforzada
Enseñar a discernir el bien del mal
Y respetar la personalidad a ellos dada

Corregir con amor y el buen consejo
Cuando los errores cometen en sus vidas
Mostrando que no de balde se llega a viejo
Y apartar queremos de ellos las heridas

Es privilegio de sacrificio acompañado
Si queremos hacer el trabajo bien hecho
Y si vemos que el fruto no se ha dañado
Se revienta de orgullo nuestro pecho

Aunque en el camino hubiera un tropiezo
Y el hijo por error se hubiera descarriado
Amor de padre, no es palabras, es más que eso
Estar en su caída, con amor, junto a su lado

Repetir lo que aprendí del que fue mi viejo
Que supo de su amor siempre colmarme
Imitarle, ser como su imagen en un espejo
Porque de él; no podré nunca olvidarme

Porque Dios, siendo tan sabio y bondadoso
Me otorgó el titulo que más gusto me da
Porque para mi no hay nada tan honroso
Que cambiaran mi nombre, y me llamen, papá

Jose Caballero Blanco

La Niña Ciega

Publicado:28 marzo, 2011, No Hay Comentarios

Que ciego es el mundo madre
que ciegos los hombres son,
piensan madre que no existe
mas luz que la luz del sol.
Madre al cruzar los paseos
cuando por las calles voy,
oigo que hombres y mujeres
de mi tienen compasión.
Que juntándose uno a otro
hablan bajando la voz
y que dicen !pobre ciega!
 que no ve la luz del sol.
  
Mas yo no soy ciega madre!
no soy ciega madre !no!
hay en mi una luz divina
que brilla en mi corazón.
El sol que a mi me ilumina
es de eterno resplandor,
mis ojos madre son ciegos
pero mi espíritu no
Cristo es mi luz, es el día,
cuyo brillante arrebol
no se apaga de la noche
en el sombrío crespón.
  
Tal vez por eso no hiere
el mundo su corazón
cuando dicen !pobre ciega!
que no ve la luz del sol.
 Hay muchos que ven el cielo
y el transparente color
de las nubes, de los mares,
la perpetua  agitación,
Mas cuyos ojos no alcanzan
a descubrir al Señor
que tiene a leyes eternas
sujeta la creación
     
No veo lo que ellos ven,
no ellos ven lo que veo yo,
ellos ven la luz del mundo,
yo veo la luz de Dios.
Y siempre que ellos murmuran
¡pobre ciega! digo yo
pobres ciegos que no ven
mas luz que la luz del sol.

Oración Del Peregrino

Publicado:20 octubre, 2010, No Hay Comentarios

¡Grande eres, Señor, y muy digno de alabanza!
¡grande es tu poder, y tu sabiduría no tiene medida!.

Y pretende alabarte un hombre, pequeña migaja de
tu creación. Precisamente un hombre que lleva
entorno suyo la mortalidad, que lleva a flor de piel
la etiqueta de su pecado y el testimonio
de tu resistencia a los soberbios.

A pesar de todo, pretende alabarte un hombre,
pequeña migaja de tu creación. Y eres tu mismo
quien le estimula a que halle satisfacción
alabándote, por que nos has hecho para ti y nuestro
corazón esta inquieto hasta que descanse en ti.

Autor: Agustín de Hipona, Confesiones 1,1,1

La Sabiduría

Publicado:18 agosto, 2010, No Hay Comentarios

Todas las cosas que se pueden desear
no se pueden comparar a ella.
Es una fuente.
Se puede adquirir y entenderse.
También puede aborrecerse.
Está muy alta para el insensato.
Es sólida con los rectos.
Se convierte en

Leer Más →

Poesías Cristianas

Publicado:5 agosto, 2010, No Hay Comentarios

Oración Para la Adoración

Publicado:2 agosto, 2010, No Hay Comentarios

Oración Para la Adoración

1
Oh Padre, Espíritu, nuestro Salvador;
Oramos nos muestres señal de tu amor.
Bendícenos hoy, ven reúnete aquí;
Que te alabemos temiéndote a ti.

2
Quebranta y fórmanos para alabar,
Cual coro angélico suele cantar;
Que a Cristo veamos en su gran poder;
Que al congregarnos lo podamos ver.

3
Que tus Escrituras fulguren aquí,
Con cuadros gloriosos de tu gracia, sí;
Que nuestros maestros caminen en ti,
Y fieles proclamen tu Biblia aquí.

4
Redentor amado te amamos hoy;
Que no divaguemos te rogamos hoy;
Ven cerca a tu pueblo, tu esposa aquí;
Que seamos tu templo, tu vivienda, sí.

Por Roberto L. Dickie II

This site is protected by WP-CopyRightPro