Reconociendo a Dios a Traves De La Historia (Salmo 66)

Publicado: 19 julio, 2011, No Hay Comentarios Categoría: Estudios Bíblicos,Salmos

    El pensamiento dominante en este Salmo que esta para nuestra examinacion es el reconocimiento de Dios a traves de la historia. Dice David:”Aclamad a Dios con alegria, toda la tierra.”(Vr.1). “Cantad gloria a su nombre;…” (Vr.2). “Venid, y ved las obras de Dios,…”(Vr.5). “Bendecid, pueblos, a nuestro Dios,…”(Vr.8).”Venid, oid todos, los que temeis a Dios,…” (Vr.16). En otras palabras, la relacion mutua entre un versiculo y el otro, una porcion y la otra, nos da a entender que hay un hilo que une todas estas palabras y versiculos en un solo pensaiento y vamos repetirlo: Reconocer a Dios a traves de la historia.

     El salmista nos hace saber que la mano de Dios debe ser vista en la historia del mundo. En los Vrs.l-2, hace su llamado: “Aclamad a Dios con alegria, toda la tierra. Cantad la gloria de su nombre; poned gloria en su alabanza.” Vemos en estas palabras una expresion constante y un llamamiento universal. Pide que aclamemos a Dios. En que forma?: Con alegria. Y tambien que cantemos gloria, no a una nacion determinada, no a un pueblo determinado, sino que dice: “Cantad gloria a su nombre; poned gloria en su alabanza.” Vemos que la mano de Dios debe ser vista en la historia a traves de los anos, siglos y milenios. Ese llamado se hace universal y la razon nos es dada en el Vr.3: “Decid a Dios: Cuan asombrosas son tus obras! Por la grandeza de tu poder se someteran a ti tus enemigos.” Aqui somos confrontados con la gloriosa manifestacion del poder de Dios. El mundo no seria mundo, seria un lugar de confusion si realmente no tuviera delante suyo ese poder de Dios. De otra manera seria un mundo de pasiones, un mundo en el cual habria confusion y desorden. Pero detras de cada circunstancia en la historia de este mundo, Dios permanece siempre inamovible. El, a traves de su voz, en su palabra, es aquel que tiene una respuesta definitiva para todos los problemas de nuestra vida.

Luego David, en esta primera parte de este Salmo no solo nos ensena, sino que nos da a entender que la mano de Dios debe ser vista en la historia a traves de su llamado, a traves de la razon y tambien a traves de una adoracion sincera. El Vr.4 dice: “Toda la tierra te adorara, y cantara a ti; cantaran a tu nombre.” Quizas en el momento en que el escritor hebreo tuvo la inspiracion de Dios y pudo escribir estas palabras, las mismas no significaron mas que palabras profundas para el, pero para el cristiano del Nuevo Testamento, para aquel que conoce y que sabe que en la palabra de Dios encontramos respuesta a cada una de estas expresiones dadas en el Antiguo Testamento, estas palabras del Vr.4 pueden ser comprendidas: “Toda la tierra te adorara,…” Asimismo, estas palabras nos conducen a la espistola a los Filipenses, Cap.2:5-11, donde leemos: “Haya, pues, en vosotros este mismo sentir que hubo tambien en Cristo Jesus, el cual, siendo en forma de Dios, no estimo el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojo a si mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condicion de hombre, se humillo a si mismo, haciendose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios tambien le exalto hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesus se doble toda rodilla de los que estan en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Senor, para gloria de Dios Padre.”

Notamos profunda y detenidamente que tenemos delante nuestro en las expresiones de este Salmo, la verdadera grandeza de Dios manifestada a traves del Hijo. Quien puede negar en la historia del mundo la presencia de Jesus? Quien puede negar aquella humilde aldea de Belen, aquel nacimiento? Quien puede negar los pasos y la influencia de aquel nino de doce anos en el templo? Y quien puede negar la bravura de aquel nazareno, desafiando las tempestades de la filosofia humana, de los griegos, desafiando la arquitectura de los romanos, desafiando la inquebrantable insensatez de los legalistas fariseos? Se paro firmente en medio de aquella tierra de Palestina, y proclamo a los cuatro vientos las verdades de un Dios Todopoderoso. Quien puede negar ese hecho en la historia humana? Por eso es que el salmista nos invita a reconocer a Dios a traves de la historia viendo Su mano en ella, por el llamado de atencion en los Vrs.1-2, por la razon, la grandeza de su poder y tambien por la verdadera adoracion a Dios.

Seguidamente este Salmo nos llama la atencion en que podemos reconocer a Dios a traves de la historia, en su manifestacion con las naciones del mundo. Vr.5: “Venid, y ved las obras de Dios, temible en hechos sobre los hijos de los hombres.” Fijemonos en la palabra “obras”, no esta en singular, es decir,, que Dios no hizo una sola cosa; sino que esta en plural: Obras de Dios. Es en la epistola a los Filipenses, Cap.l:6, en donde notamos, por ejemplo, la constante obra de Dios: “…estando persuadidos de esto, que el que comenzo en vosotros la buena obra, la perfeccionara hasta el dia de Jesucristo;…” Vemos el trabajo constante de Dios de guardar nuestra vida salva, hasta su venida. Dios no solo se manifesto al pueblo de Israel guardandolo de su salida de Egipto hasta que entro en Canaan, sino que guarda al creyente desde el momento que este cree, hasta el momento en que Dios le llama a su presencia. De manera que, el cristiano verdaderamente puede llamar la atencion al mundo y decirle: “Venid y ved las obras de Dios.” Las que el ha hecho en su vida. Eso tambien es historia! Si Dios aun no es real para nosotros, si la palabra Dios es algo filosofico, algo negro, no claro; si la palabra Dios es algo escondido para los dias domingo, algo que habla de sacerdotes, de conventos o de templos misticos, es hora que pensemos en esa palabra: DIOS. Comencemos a aferrarnos en una verdad ineludible, porque la Escritura dice hoy tambien: “Venid, y ved las obras de Dios,…”

Tambien podemos ver aqui en el Vr.6, algo muy importante. Dice el salmista: “Volvio el mar en seco; por el rio pasaron a pie; alli en el nos alegramos.” Vemos que a traves de toda la caminata que Moises y el pueblo israelita tuvo que emprender cruzando el mar Rojo, pisando sobre tierra seca, pasando entre moles de agua a su izquierda y derecha, o sea cruzando por lo imposible. Comprobamos entonces el poder y la manifestacion de Dios. Sabemos que hay muchos que niegan este pasaje de la historia del pueblo hebreo. Que hay muchos que no creen en el relato que nos hace el libro de Exodo de este evento. Vamos a leer el pasaje clasico que corresponde a esta mencion a la que hace referencia el Salmo. En el Cap.14:21, leemos: “Y extendio Moises su mano sobre el mar, e hizo Jehova que el mar se retirase por recio viento oriental toda aquella noche; y volvio el mar en seco, y las aguas quedaron divididas.” Ese es un hecho historico y podemos decir entonces que debemos reconocer a Dios a traves de la historia, manifestada por sus obras en el mundo. Una de esas obras fue el milagro de separar las aguas de un mar y dividirlas en dos, para que su pueblo cruzara en medio de ellas! No es esto soberbio, magnifico? Demos gracias a Dios por esa expresion tan maravillosa de la cual nos habla el salmista, es decir, de la manifestacion de las obras de Dios.

En el Vr.7 dice: “El senorea con su poder para siempre; sus ojos atalayan sobre las naciones. Los rebeldes no seran enaltecidos.” Vemos en este versiculo la expresion de que Dios mira y cuida por sus ovejas. Esto no es ni mas ni menos, que una anticipacion de lo que leemos en el evangelio de Juan, Cap.l0:4, donde dice: “Y cuando ha sacado fuera todas las propias, -hablando del buen pastor- va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz.” Jesus dice: “…Yo soy la puerta de las ovejas.” “Yo soy la puerta; el que por mi entrare, sera salvo; y entrara, y saldra, y hallara pastos.” (Vr.7;9) “Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.” (Vr.11). “Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mias me conocen,…” (Vr.l4). Y luego agrega en el Vr.29 de este maravilloso capitulo: “Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre.” Volviendo al Vr.7 de nuestro Salmo, vemos alli que Dios mismo, y por analogia, Jesus mismo, es el que cuida de su pueblo y esa es una de las obras de Dios, a traves de la historia del mundo. Muchos han querido eliminar a Israel; y despues de la cruz, tambien han querido eliminar el cristianismo. Lo han logrado? No. Martires? Si. Pero lograr callar la iglesia de Cristo, Nunca! Porque El es la piedra fundamental de la historia del mundo.

Finalmente, podemos reconocer a Dios a traves de la historia del mundo, en su proposito moral. En el Vr.8, por ejemplo, vemos esto que el llamo a la preservacion de los pueblos:”Bendecid, pueblos, a nuestro Dios; y haced oir la voz de su alabanza. El es quien preservo la vida a nuestra alma,…” Leamos bien lo que dice: “…preservo la vida a nuestra alma,…” Esto nos conduce a la epistola de Pablo a los Efesios, Cap.2:6, en donde dice: “…y juntamente con el (Jesus) nos resucito, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesus,…” Este versiculo concuerda con el Vr.9 de nuestro Salmo. Y por que concuerda? Porque como dice en este mismo Cap.2:1 de Efesios: “Y el os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,…” Para que gocemos de vida. Que clase de vida nos dio Dios? “…nos hizo sentar en los lugares celestiales…” Cuando?: Ahora. Nuestra alma esta resucitada! Esa es la primera resurreccion experimentada por el ser humano que cree en Cristo Jesus.

Reconozcamos a Dios primero, a traves de la historia. La mano de Dios es vista en la historia humana. El nos llama, nos da la razon para que veamos su poder y nos ensena a adorarle en espiritu y en verdad. En segundo lugar, reconozcamos a Dios en la historia del mundo, a traves de la manifestacion de sus obras en las naciones del mundo (Vrs.5-7) “Venid, mirad y estad atonitos, ante lo que Dios puede hacer.” Y en tercer lugar, reconozcamos la obra de Dios en el mundo a traves de su proposito moral. El preserva nuestra alma. Es cierto que los hombres nos pueden quitar la vida; que los hombres pueden matarse los unos a los otros, pero Dios guarda nuestra alma. Y que es el alma?: El alma es el centro motor en donde reside la verdadera vida de la persona. En Genesis, Cap.2:7, la Escritura nos dice que:”Jehova Dios formo al hombre del polvo de la tierra, y soplo en su nariz aliento de vida; y fue el hombre un ser (alma) viviente,” Un alma viviente! La vida reside en el alma de la persona.

Estamos preparados moral y espiritualmente para reconocer y aceptar esta verdad, o creemos en una historia vana? Sabemos que los hombres dicen que la historia es filosofia que nos ensena por ejemplos. Pero nosotros a traves de los anos podemos tener una vista mas clara de lo que es la historia y reconocer a Dios en ella. Si solamente vieramos la mano de Dios, la direccion de Dios y el poder de Dios en ella, en la historia humana, entonces, y solamente entonces, estariamos satisfechos con nuestros dias de este presente siglo.

(Programa Radial con Gabriel Otero)

Entradas relacionadas
Deje su comentario

 
This site is protected by WP-CopyRightPro