Dios Es Nuestro Amparo y Fortaleza (Salmo 46)

Publicado: 21 agosto, 2010, 8 Comentarios Categoría: Estudios Bíblicos,Salmos

SALMO 46.
“DIOS ES NUESTRO AMPARO Y FORTALEZA

El tema principal que podemos ver en este Salmo, está en el Vr.1 en su primera parte: “Dios es nuestro amparo y fortaleza,…” Ahora bien, todo este Salmo en su contenido y en todas sus expresiones, nos da la formula con la cual, aquel que esta afligido puede encontrar esperanza; aquel cuyo corazón esta abatido, puede encontrar una luz de consuelo para su vida. Meditemos en este estudio, para poder encontrar ese amparo y esa fortaleza que tanto los hijos de Dios realmente necesitamos.

Hay muchas personas que se preguntan: Y como puedo yo aprender la palabra de Dios? Como puedo leer la palabra de Dios para que ella tenga sentido en mi vida? Creemos que en el libro de Nehemías, Cap.8: 8, encontramos la formula. Allí dice la palabra de Dios que el pueblo de Israel leía en el libro de la ley de Dios, claramente y poniendo el sentido de modo que entendiesen la lectura. No trataban de leer algo con pensamientos acerca de otras cosas, y entonces dice, entendían, es decir, se producía el efecto de la lectura. Quisiéramos que así fuera en este estudio. Hemos de concentrarnos en la lectura y meditación de este Salmo y tomaremos también conocimiento del mismo.

El pensamiento general, repetimos, es: “Dios es nuestro amparo y fortaleza”. Ese pensamiento corre a través de los once versículos del Salmo y se pueden describir en tres líneas marcadas dentro de esa idea principal.

I.-HAY ESPERANZA EN LA TRIBULACION. El Vr.1 dice: “Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.”Esto nos dice que el centro de nuestra esperanza es Dios. Los Vrs.2-3 dicen: “Por tanto, (como resultado de tomar a Dios como el centro de nuestra esperanza) no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar; aunque bramen y se turben sus aguas, y tiemblen los montes a causa de su braveza.”

Vemos que el resultado de nuestra esperanza es absoluta paz, absoluta tranquilidad, descanso mental, físico y espiritual en las manos de Dios. Por qué? Porque el Vr.1 nos da la clave: La esperanza en la tribulación radica, no en conocer el resultado de la tribulación, sino en conocer al Dios que nos toma de la mano a través de ella.

El salmista comparte con nosotros la experiencia de su vida; comparte con nosotros la experiencia de su alma y como resultado de ello, y de haber experimentado en su propia vida la bendición de Dios, nos da a conocer el secreto de su esperanza en medio de la tribulación: DIOS Y DIOS SOLAMENTE!

He aquí el principio bíblico que podemos obtener de este primer pensamiento que el salmista nos da a conocer: Hay esperanza en la tribulación, si concentramos nuestros pensamientos y nuestra atención en Dios. Si confiamos en Dios y hacemos lo que él nos manda, no debemos temer absolutamente mal alguno.

En la Primera epístola de Pedro, Cap.3:13, leemos: Y quien es aquel que os podrá hacer daño, si vosotros seguís el bien?” Quiera Dios ayudarnos a concentrarnos en este pensamiento fundamental de nuestra vida en la cual podemos decir con toda seguridad, que si confiamos en Dios y producimos sus obras en nosotros, no debemos temer mal alguno. El secreto?: Nuestra esperanza en la tribulación radica en la persona de Dios.

II.-HAY CONSUELO EN LA TRIBULACION. En los Vrs.4-5 de este Salmo encontramos la fuente de ese consuelo. Allí leemos: “Del rio sus corrientes alegran la ciudad de Dios, el santuario de las moradas del Altísimo. Dios está en medio de ella; no será conmovida. Dios la ayudara al clarear la mañana.” La fuente del consuelo de Israel es ese rio, esa corriente que viene de la ciudad de Dios y ese consuelo, explicado aquí en forma mística, descrito en una forma no revelada en su totalidad, pero si dado a conocer a través de la frase: “El rio de Dios”. El cual no habla de aquel pasaje tan profundo, claro y preciso del evangelio según San Juan, Cap.7:37-39, en donde Jesús, poniéndose de pie y alzando la voz, dijo: “…si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en el; pues aun no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aun glorificado.” El consuelo del creyente es el Espíritu Santo, que, estando dentro del mismo puede revelarle a el todas las cosas.

Muchas personas preguntan: Como podre experimentar yo el consuelo que el Espíritu Santo da a sus hijos? En la epístola de San Pablo a los Tesalonicenses, Cap.4:13-17, el describe la esperanza del creyente cuando alguien muere en la familia; y luego en el Vr.18, dice: “Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.” Vemos que la palabra de Dios es el aliento del creyente. El Espíritu Santo morando en la vida del creyente, es capaz de revelarle la verdad de Dios a través de su palabra, es decir, cuando el creyente esta afligido, cuando está enfrentando situaciones difíciles, o cuando esta gozándose en la vida, cuando todo marcha viento en popa, como solemos decir, el creyente tiene la obligación de considerar y de revisar su vida a través de la palabra de Dios, por el vinculo del Espíritu Santo que mora en él y le habla.

Recuerdo que cinco anos atrás, visitando en la ciudad de San José a un pastor amigo, me conto que había regresado de ver a una familia de su iglesia que habían perdido un hijo. Me sugirió si juntos podíamos visitar a esa pareja. Me pareció oportuna la idea. Fuimos y compartimos con ellos la angustia, el dolor y la separación humana. Muy pronto una Biblia fue abierta y leímos ese pasaje tan precioso de la epístola a los Tesalonicenses, Cap.4:l3-l8. Recuerdo como si fuera ahora mismo cuando leí estas palabras: “Consolaos con estas palabras” Aquella señora cambio su rostro y me dijo: “Pastor, cuanto le agradezco que me haya traído la palabra de Dios que puede darme un consuelo positivo, un consuelo que es claro y que es firme”.

David, aquí en este Salmo dice lo mismo. Él lo usa como idea central para su vida: “Dios es nuestro amparo y fortaleza” Y él describe por qué. En cualquier lugar, hay esperanza en la tribulación si hacemos de Dios el centro de nuestra vida. Hay consuelo en medio de la tribulación, si dejamos que el Espíritu Santo controle nuestra vida a través de su palabra.

III.-HAY AYUDA EN LA TRIBULACION. Finalmente, el tercer pensamiento que aclara la idea principal en la cual David expresa la totalidad de su comprensión, de su entendimiento a Dios, se encuentra en la última parte del Salmo. En los Vrs.10-11, expresa la idea de que hay ayuda en la tribulación: “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; seré exaltado entre las naciones; enaltecido sere en la tierra. Jehová de los ejércitos está con nosotros; nuestro refugio es el Dios de Jacob.” Que maravilloso! Gloria a Dios! En otra palabra, hay ayuda en la tribulación, y cuál es esa ayuda? Dejarnos llevar por la mano de Dios.

Recordemos este principio muy simple: O Dios nos hace atravesar por medio de la tormenta, o nos levantara por encima de ella para que no sintamos su efecto. Pero sea que Dios nos haga cruzar la tormenta, o sea que nos remonte por encima de ella para evitarla, es siempre el quien ejecuta la acción y por eso podemos decir que hay ayuda de Dios en las tribulaciones. En otra manera de decir, Dios promete ayudarnos si nosotros nos quedamos quietos. “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;…”

Cual sería entonces la aplicación practica que nos ha dejado este Salmo? Simplemente esto: Si podemos contar con Dios de nuestra parte, es más que suficiente. Si, es más que suficiente para escalar los problemas de la vida. “Dios es nuestro amparo y fortaleza”. Esto dice David. Hay ESPERANZA en la tribulación si ponemos a Dios como el centro de nuestra vida. Hay CONSUELO en la tribulación si dejamos que el Espíritu Santo controle nuestra vida a través de la palabra de Dios. Hay AYUDA en la tribulación si dejamos que la palabra de Dios sola ejecute nuestro futuro. Y nosotros entonces como observadores, miremos con amor lo que Dios puede y hace en nuestra vida.

Dios nos bendiga para que este pensamiento pueda ser entendido por nosotros y podamos apropiarnos de esta verdad tan preciosa y sublime: “DIOS ES NUESTRO AMPARO Y FORTALEZA”.

(Programa radial con Gabriel Otero)


Entradas relacionadas
8 Comentarios {+}
  • Carlos Cañenguez

    Muy buen mnsaje, dej enseñanza, y buena aplicacion que usted le da, deseo recibirlo en mi correo para releerlo m despacio, gracias por su aport que Dios le siga bndiciendo.

  • IBWS

    Le enviamos el material pero su email parece que esta incorrecto pues recibimos un mensaje diciendo que habia error. Podria darnos su email nuevamente??

  • Zulai

    Bendiciones y paz de Cristo, podria orientarme conforme a la palabra como es que nuestro buen Dios Jesucristo NO es quien pone la prueba. Vemos que los cristianos pasamos por diversas tribulaciones llamese prueba, afliccion, crisis. Porque o mas bien para que nos vemos tan acosados es por Dios??? o por nuestras mismas consecuencias de nuestras malas acciones, obras ? Mi pregunta surge porque el pueblo de Israel la noche que Dios los saco de Egipto les mando a comer pan sin levadura y carne con hierbas amargas y que lo comieran de pie y listos para la salida ceñidos sus lomos y calzado sus pies. Asi hoy nosotros debemos estar listos para la partida de esta tierra mientras tanto debemos estar de pie en la FE y comiendo el cordero a Jesus su palabra que no haya pecado en nosotros y en la mayoria de las veces pasamos la vida muy amargamente por la tribulacion pagando el precio de ser cristianos.

  • BEBA

    ESTO ESTA SUCEDIENDO EN ARGENTINA , DEBEMOS SER VERDADEROS HIJOS DE DIOS , PORQUE EL MUNDO PASA Y SUS DECEO PERO LOS QUE ESPERAN EN JEHOVA TENDRAN NUEVAS FUERSAS

  • EMMA VILLAMIL

    ha sido de gran consuelo para mi vida ,hoy lo voy a compartir en el grupo fsmiliar de nuestra iglesia pues hemos pasado por un duela

  • liliana

    hola muy lindo el mensaje,el estudio de este salmo,me llena de fuerzasy de animo ya que estamos pasndo por un duelo

  • Elsa Ledezma

    Bendiciones,,,, de gran enseñanza y crecimiento, me parece muy bien.

  • SAMUEL

    MUY BUENA EXPLICACION.

Deje su comentario

 
This site is protected by WP-CopyRightPro