Expresiones de Bendición (Salmo 57)

Publicado: 27 septiembre, 2010, 2 Comentarios Categoría: Estudios Bíblicos,Salmos

SALMO 57.

“EXPERIENCIAS DE BENDICION”

Este Salmo nos habla de muchas cosas, entre ellas, la experiencia magnifica de la misericordia de Dios. Recordemos que en el estudio anterior encontramos allí algo muy importante: Las primeras palabras de ese Salmo son: “Ten misericordia de mi, oh Dio,…” Y las primeras palabras de este, son también: “Ten misericordia de mi, oh Dios,…” Vamos a mirar particularmente en los Vrs.l-4, pues ellos nos hablan de algo muy importante: Nos hablan de una experiencia de bendición. Estos versículos nos dan una idea de la manera en que fuimos salvos y nos expresan al mismo tiempo, varios puntos de vista que quizás nosotros en la salvación nunca hemos pensado pero que Dios ha hecho por nosotros.
Vamos a tener por lo menos cinco pensamientos en estos versículos, pensamientos que nos ayudaran a comprender el Salmo en su totalidad y que podríamos clasificarlos de la siguiente manera:

1.Peligro
2.Oración
3.Bendición
4.Fe
5.Liberación

En primer lugar, en esta experiencia de bendición en nuestra vida, lo primero que vemos es el PELIGRO. Dice el Vr.l:”…porque en ti ha confiado mi alma, y en la sombra de tus alas me amparare.” Y dice el Vr.4: “Mi vida esta entre leones;…” Por consiguiente podemos ver el peligro. “Clamare al Dios Altísimo, al Dios que me favorece.” (Vr. 2). Vemos entonces en este Salmo, la expresion de que David se vio frente a un peligro inminente; es el mismo que encontramos en el Salmo 56, es decir, el peligro de que Saul estaba buscando a David para tomar su vida. David estaba escondido, huyendo, fugitivo, porque su vida dependia de la protección absoluta de Dios. El peligro de David era inminente, y sin embargo Dios lo protegió y pudo escribir estas palabras: “Clamare al Dios Altísimo,…”
La primera experiencia de bendición que viene a nuestra vida, es la calamidad de ser perseguidos. Esto nos recuerda el evangelio de San Juan, Cap.3:36, en donde leemos: “El que cree en el Hijo tiene la vida eterna; pero el que rehusa creer al Hijo no vera la vida, sino que la ira de Dios esta sobre el.” En otra palabra, la persona que no cree en el Hijo de Dios como sustituto, como aquel que pago por sus pecados en el sacrificio de Dios en la cruz, es un hombre que vive vive perseguido, que vive bajo la justicia de Dios buscandole.

Luego, después de ver situaciones de peligro, podemos ver también un hombre de ORACION. Dice el Vr.l: “Ten misericordia, oh Dios.” Esta es la expresión de alguien que es sensible al peligro y a sus necesidades. Cuando dice: “Ten misericordia…” esta hablando de una necesidad, de que el es sensitivo a la condición en que se encuentra. Aunque no merece ser protegido de Dios, clama y dice: “Ten misericordia de mi…” Esa es una oración de conocimiento, una oración en la cual David refleja su posición frente a Dios. Vamos a hacer énfasis una vez mas en algunos versículos que nos hablan de esa misericordia de Dios que ya mencionamos en el estudio anterior. En el libro de Lamentaciones, Cap.3:22-23 dice: “Por la misericordia de Jehovah no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; y dice allí también en relación a Dios grande es tu fidelidad.” De ahí entonces la misma palabra usada en una expresión del profeta Jeremías, quien también sufrió persecución, también sufrió peligro, también se vio en situaciones muy difíciles. Notamos aquí algo maravilloso: El reconocimiento de la mano de Dios actuando en la vida de un individuo; y David, ante un peligro inminente, un peligro que ya no podía evitar dice: “Mi vida esta entre leones;…” (Vr.4) y exclama: “Red han armado a mis pasos;…” (Vr. 6) y luego agrega: “Me levantare de mañana, te alabare entre los pueblos, oh Señor; cantare de ti entre las naciones.”(Vrs. 8-9) Expresión maravillosa de alguien que reconoce la supremacía y la autoridad de Dios!

No obstante estas expresiones de alabanza, de agradecimiento, no por ello David va a dejar de reconocer su situación de peligro, casi atrapado por el enemigo. Pero, que hizo David? Reconoció la misericordia de Dios. Viendo esto, podemos decir que el no se perdió entonces en una oración sin fe, sino que esa experiencia de clamar a Dios por su misericordia, fue una experiencia maravillosa de bendición. Tuvo aqui David alguien a quien recurrir, alguien a quien ir y mostrar realmente su anhelo.

Luego vemos en tercer lugar, que también este Salmo nos habla de provisión, es decir, nos habla de bendición. Fijemonos bien que es lo que dice David en el Vr.l. El oro pidiendo la misericordia de Dios y alguno podría decir: Pero, por que hizo esto? La respuesta la tenemos en el mismo Vr.l: “Porque en ti ha confiado mi alma,…” Y fijemos en la provisión que Dios ha hecho para ello:”…Y en la sombra de tus alas me amparare hasta que pasen los quebrantos.” Ahora David deja la misericordia de Dios a un lado y toma la gracia de Dios. El esta seguro ahora en lo que Dios hará por el. En otra palabra, el busca de una manera impresionante estar protegido directamente por Dios. Estas palabras del rey David nos recuerdan las palabras de Jesus en el evangelio según San Mateo, Cap.23:37. Allí encontramos algo muy importante: “Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! Cuantas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste!” En otra palabra, Dios ha provisto a Cristo Jesus, y la provisión de Cristo Jesus, es indudablemente el cuidado y la protección de Dios para nuestra vida. Jesus dice: “Cuantas veces quise ayudar a mi propio pueblo, cobijarlo bajo mis propias alas.” Y ese pueblo lo rechazo.

Realmente notamos a través de todo esto, que sin lugar a dudas debemos tener en nuestra vida una relación intima para con Dios. Esa relación intima viene a través de la provisión de Dios. Las palabras: “Y en la sombra de tus alas me amparare.” significan que en la sombra del carácter de la vida de Cristo, nosotros debemos ampararnos. El es la protección de Dios para nuestra vida. Recordemos lo que Pablo le dijo a Timoteo, hablandole e instruyendole acerca de la vida en este mundo. l Timoteo, Cap. 2:5: “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.” Es decir, que Jesucristo sigue siendo la sombra del Altísimo a que nos alcanza. No olvidemos las palabras de Jesus en el evangelio de San Juan, Cap.1:11, donde dice que: “A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.” Por eso el exclamo: “Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas… quise recogerte como la gallina a sus polluelos bajo la sombra de sus alas.” Bajo la sombra de esos dos brazos que se levantaron en el calvario, nosotros nos gozamos de la gracia de Dios. Por eso pudo escribir Juan en el Cap. l:l7 de su evangelio: “Pues la ley por medio de Moises fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo. La provisión de Dios no es nuestro alimento diario, nuestro automóvil, ni nuestra casa; es esa protección eterna que encontramos en Cristo Jesus nuestro Señor.

Dice mas adelante este Salmo, la provision de Dios se ve a traves de la fe. Fijemonos en lo que dice el salmista: “…porque en ti ha confiado mi alma, -y agrega- y en la sombra de tus alas me amparare hasta que pasen los quebrantos.” Esto nos habla de FE, nos habla de que esa gracia divina ha movido a David a confiar mas que en sus propios recursos, mas que en su habilidad de hombre astuto y guerrero, a confiar infinitamente en las promesas de Dios.

Por lo anterior, podemos acudir a la epístola a los Hebreos,Cap. 3:l9, donde leemos: “Y vemos que no pudieron entrar a causa de su incredulidad.” Aquí el Espíritu esta hablando de aquellos que dudaron de la palabra de Dios, el pueblo de Israel que debia entrar en la tierra prometida. Dicen los Vrs. 16-l8 de esta misma epístola: “Quienes fueron los que, habiendo oído, le provocaron? No fueron todos los que salieron de Egipto por mano de Moises? Y con quienes estuvo el disgustado cuarenta anos? No fue con los que pecaron, cuyos cuerpos cayeron en el desierto? Y a quienes juro que no entrarían en su reposo, sino a aquellos que desobedecieron? Y vemos que no pudieron entrar a causa de su incredulidad.” Si algunas veces no podemos salir de las circunstancias en las cuales nos encontramos, no es porque Dios no nos puede sacar, no; es a causa de nuestra incredulidad. Cada circunstancia, cada prueba, debe llevarnos a confiar mas en Dios, y no a dudar de los planes de Dios. Debemos reconocerlo como Soberano supremo de nuestra vida. Debemos tomar a Dios como algo absoluto, y solamente en el y en su palabra debemos confiar. Debemos buscar todos los datos e informaciones necesarias que nos ayuden a enfrentar cualquier circunstancia particular de nuestra vida; y entonces es cuando realmente descubriremos la voluntad de Dios. Este es el camino que debemos seguir, confiando y esperando en el. Esa es la experiencia de bendición aquí en este Salmo: La experiencia de la fe.

Hay muchos que dicen: “Pastor: Como puedo yo tener fe? Como podemos tener la fe de David?” En la epístola a los Romanos se nos dice: “Asi que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.” Si nosotros queremos tener fe, si nosotros queremos ser hombres y mujeres, personas en las cuales podemos ver la experiencia de fe que vemos aquí en David, comencemos a leer la palabra de Dios. “…la fe viene por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.”

Finalmente, el quinto pensamiento que este Salmo nos trae, es la acción de haber sido libertado. La experiencia de la LIBERACION. El Vr.2 dice: “Clamare al Dios Altísimo, al Dios qu me favorece.” El Dios de salvación es perfecto, verdad? El hace perfectas todas las cosas que nosotros necesitamos. El es el unico camino, el es el principio de nuestro trabajo, el es el que perfecciona nuestra vida, la salvación y la santificación de nuestra vida. Dice David: “Clamare al Dios Altísimo,…” y no solamente debemos clamar a Dios por nuestra salvación; fijemonos en lo que dice Pablo escribiendo a una iglesia que necesitaba un empuje, que necesitaba una palabra de aliento: “…estando persuadidos de esto: que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionara hasta el dia de Jesucristo;…”(Filipenses l:6). Si ese Jesus, ese maravilloso Redentor comenzó la salvación en nuestra vida, si el comenzó ese mensaje de paz y de amor en nuestra vida, el tambien esta dispuesto a terminarla.

Una experiencia de liberación! Notamos en nuestra vida algunas flaquezas? Nos sentimos fracasados en algunos aspectos de nuestra vida cristiana porque hay pecados sin confesar? Por que no hacemos lo que David nos dice aquí: “Clamare al Dios Altísimo…”? Algunos amigos míos, con buenas intenciones, honestos de corazón, se allegan a mi y me dicen: “Pastor: Yo voy con todas mis fuerzas a dejar de fumar, de beber, de mirar a otras mujeres, yo lo voy a hacer…” Ellos lo dicen de verdad, pero hay algo que falla. Que es? Que no han clamado al Dios Altísimo. Ellos lo quieren hacer en lugar de dejar que Dios lo haga por ellos. Debemos ser mansos y humildes de corazón, y dejar que Dios actúe en nuestra vida. Nosotros no tenemos que hacer absolutamente nada para ser victoriosos, sino simplemente obedecer al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo quien es victorioso, y siguiendo sus pasos de victoria, nos encontraremos también nosotros en ese camino de victoria.

“Experiencias de bendición”. Al concluir este estudio, hagamos las siguientes preguntas: Cual es nuestra experiencia de bendición? Podríamos decir que en momentos de dificultades hemos clamado a Dios en oración? Podríamos decir como dijo David: “Y en la sombra de tus alas me ampararé.”? Es esa la experiencia de nuestra vida? Es la experiencia de fe de David también la nuestra, “…Porque en ti ha confiado mi alma,…”? Hemos experimentado la libertad espiritual y por consiguiente nos sentimos personas libres que avanzamos en el camino de la santificación? Dios quiera que así sea!

(Programa radial con Gabriel Otero)

Entradas relacionadas
2 Comentarios {+}
  • gabo

    como puedo copiar esto?

  • IBWS

    Enciado por email. Bendiciones

Deje su comentario

 
This site is protected by WP-CopyRightPro